Su salida de la SEP ya la “había platicado” con el Gobernador asegura Héctor Jiménez.

“Nada tuvo que ver la boda de mi hijo con mi renuncia”

La Paz, Baja California Sur.- El ex secretario de Educación Pública, Héctor Jiménez Márquez, aclaró que la boda de su hijo no tuvo nada que ver con su salida de la dependencia estatal, la cual fue “en buenos términos”, pues desde julio pasado “platiqué con el Gobernador sobre mis aspiraciones a ser candidato.”

“La boda fue un evento que estuvo programado para agosto y se pospuso hasta octubre; como padre de familia tengo el deber de acompañar a mi hijo en tan importante evento. Se tiene que entender que la determinación de estar presente fue en apoyo a mi hijo como padre de familia esa era mi responsabilidad.”

Luego de que trascendió que fue presuntamente corrido por el gobernador Carlos Mendoza Davis, el exfuncionario estatal aseguró: “nuestra conversación fue franca, renuncié porque quiero ser candidato para construir nuevas formas de hacer política. He realizado más de 50 reuniones en todo el estado y esta época de coronavirus, sería el ejemplo perfecto para construir una plataforma en donde se pueda pedir el voto a través nuevas estrategias de hacer política.”

“He sido militante del PAN por 31 años donde muchos han salido y entrado del partido; es lamentable que el tema del fin de semana no sea mi persona sino mis hijos” lamentó Jiménez Márquez.

Para finalizar, agradeció “la gran oportunidad de vida que me brindaron Marcos Covarrubias y Carlos Mendoza, de haber llegado a ser la máxima autoridad educativa en Baja california Sur”.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Macklise
Ivan Macklise
29 days ago

No nos importa la corrida, ni la boda ni tu hijo, ni tu renuncia, ya borrate viejo Zopilote…y dejale el estrado al gordo sonrizas, el retor que quiere ser senador..se la pasara firmando convenios patito, es lo que le encanta al gordo apestoso…y lo apestoso lo digo con el debido respeto, es que huele feo el bato…de lejos.