Marginó el gobierno a constructoras locales en obras del CRIT