El martes 15 de abril tendrá lugar un eclipse total de Luna

El impresionante espectáculo de la luna roja
eclipse
En el continente americano podrá verse, total o parcialmente dependiendo de la ubicación del observador, al igual que en parte de África y Oceanía.

Ciudad de México.– Este inusual fenómeno, que se produce cada diez años aproximadamente, hace que veamos la Luna de color rojo y precisamente por eso, este raro aunque explicable fenómeno ha estado históricamente asociado a desastres y malos augurios.

El eclipse del 15 de abril es total y visible en todo México. Lo interesante de un eclipse umbral total de Luna es observar el cambio de coloración de la cara de la Luna durante el máximo, de acuerdo a la escala de Danjon, con valores que van del 1 al 5.

Uno, equivale a una cara de la Luna oscura, casi invisible; dos equivale a un color predominantemente gris o café; el valor de tres se atribuye cuando la cara de la Luna es de color rojo oscuro con un borde brillante; cuatro se le asigna cuando el color es rojo ladrillo y el borde es amarillo; el cinco corresponde a un color anaranjado o brillante rojo con un borde azulado.

El eclipse umbral iniciará a las 00:58 horas (tiempo del Centro de México); el máximo tendrá lugar a las 02:46; la fase umbral terminará a las 04:33 del martes 15 de abril de 2014.

El martes 15 de abril tendrá lugar un eclipse total de Luna, el primero de una serie de cuatro eclipses entre 2014 y 2015. Y con ello, la llegada de la llamada «tétrada de las lunas rojas» con el primer eclipse lunar del año.

Los eclipses se producen porque la Luna, que se encuentra a unos 384.000 km de la Tierra, entra en el cono de sombra terrestre, cuya longitud es mucho mayor —1.384.584 km—.

A la distancia que se encuentra la Luna de la Tierra, el cono de sombra tiene un diámetro de 9.200 km, mientras que el diámetro la Luna es de 3.476 km. Esta gran diferencia provoca que dentro del cono de sombra entren 2,65  Lunas, y en consecuencia, los eclipses permanezcan en su fase total durante un tiempo prolongado.

Para un observador que estuviera situado sobre la superficie de la Luna, un eclipse penumbral sería un eclipse parcial de Sol. Análogamente, si el observador se encontrara dentro del cono de sombra de la Tierra, no podría ver a la estrella, de modo que para él se estaría produciendo un eclipse total de Sol.

Esto ocurre cuando la Luna pasa por la sombra de la Tierra y ésta la tapa completamente. Esto no sucede todos los meses, porque la órbita de la Luna está inclinada con respecto a la de la Tierra.

Este tipo de sucesos, a diferencia de los solares, son visibles desde cualquier lugar del mundo, una vez que la Luna está sobre el horizonte en el momento del eclipse, según ha informado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), que precisa que, dependiendo de la parte del mundo en el que uno se encuentre se puede observar el eclipse en diferentes fases.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments