Le tomó una década al Comisionado de Pesca saber que la inspección y vigilancia no funcionan
“Hay videos que ponen en evidencia a la autoridad, hay una serie de documentos que muestran que realmente no se hace nada, se tiene la voluntad de hacer mal las cosas, que se conoce como negligencia”, Enrique Fernández del Castillo, presidente de la Fundación para la Conservación de los Peces Picudos.
“Hay videos que ponen en evidencia a la autoridad, hay una serie de documentos que muestran que realmente no se hace nada, se tiene la voluntad de hacer mal las cosas, que se conoce como negligencia”, Enrique Fernández del Castillo, presidente de la Fundación para la Conservación de los Peces Picudos.

Pamela Padilla Soto

Cabo San Lucas, B.C.S. Tras 10 años de trabajo del comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Ramón Corral, en una visita que hizo hace dos meses a la ciudad de La Paz, reconoció que la inspección y vigilancia no funciona en el mar, sino que debe darse en los mercados y restaurantes, informó Enrique Fernández del Castillo, presidente de la Fundación para la Conservación de los Peces Picudos.

 “Si ustedes saben de algún mercado o restaurante en dónde se haga esto avísenos, el señor sigue mintiendo y le tomó 10 años en darse cuenta que su trabajo no funciona, gravísimo como funcionario; la mafia pesquera sigue estando ahí, creemos que siguen habiendo movimientos fuertes, obviamente porque se perdieron las elecciones y pues vamos a ver qué sucede”, manifestó Fernández del Castillo.

 Aseveró que muchos restauranteros le han reclamado por el tema de la venta de dorado y marlin en sus negocios, siendo que muchos han tenido la buena voluntad en dejar de hacerlo, pues mientras no lo pongan en el menú, no será demandado por el turista.

 Para lo que es consumo propio sí se puede, lo que no debe verse es un comercio detrás como el que se está dando por todos lados, en algunos supermercados han vendido dorado, el caso más grave señaló, fue donde encontraron facturas de Chile y resulta que en Chile no hay dorado, “seguro son de los escritorios públicos de Santo Domingo”, advirtió.

 Agregó que si en estos 10 años en los que no se aplicó la ley, no estaba liberado el dorado y ahora el señor Corral habla de hacerlo, quien no se ha hecho rico ahorita no se va a hacer si se libera, lo único que están haciendo las autoridades es tratar de legalizar las malas prácticas.

 “El problema de Los Cabos es el dorado y el marlin porque eso trae turistas, pero en realidad en todo el país las pesquerías se han llevado a la quiebra, salvo la de atún, todas las demás están quebradas, desde el camarón hasta la que quieras”, sostuvo del Castillo.

 Lo anterior se refleja incluso en los torneos de pesca, donde cada vez salen menos dorados y marlins, como en el último Bisbees, donde de 180 salidas sólo se obtuvo un marlin, situación que calificó como gravísima y de la que tuvo que guardarse discreción para que el tema no rebasara la frontera del país, porque enfatizó, mientras haya mala pesca, habrá menos turismo.

 Por lo que hizo hincapié en el programa de inspección y vigilancia, se dan carretadas de dinero a gentes particulares que no tienen facultades para levantar un acta, con la finalidad que ellos hagan su autoinspección y autovigilancia, “pues yo no conozco a ningún ladrón que se multe y se meta a la cárcel él mismo, a final de cuentas son cheques en blanco con tal de que no afecte los intereses del grupo que protege Ramón Corral”.

 Insistió que estos subsidios perversos estimulan al empresario más fuerte y con más dinero, en lugar de ayudar al pescador más marginal que tiene menos capacidad económica, “eso sí es mafia, es un Robin Hood a la inversa, tomo dineros y recursos del pueblo y se lo doy al cuate más fuerte, eso es una canallada”, enfatizó.

Subscribe
Notify of
guest
9 Comments
Inline Feedbacks
View all comments