La extradición de Gary, “la burla del siglo”