Intentan desalojar a locatario del Mercado Madero
localtario
La tarde del  martes, una veintena de policías municipales intentaron desalojar a un locatario del Mercado Madero del espacio que ha empleado para ganarse la vida, según su versión, desde hace 24 años.

La Paz, Baja California Sur.- Este martes por la tarde una veintena de policías municipales intentaron desalojar a un locatario del Mercado Madero del espacio que ha empleado para ganarse la vida, según su versión, desde hace 24 años.

Atendiendo una llamado ciudadano, reporteros de Peninsular Digital acudieron al mercado de mayor tradición en la ciudad donde el propio José Guadalupe Carrillo Cota, expresó que debido a una batalla legal aún no concluida, se intenta despojarlo de la que ha sido su forma de sustento toda la vida, su local en el Mercado Madero en donde tiene instalada una pollería.

El comerciante presentó a este reportero documentos firmados al día de hoy en donde se muestra que un juicio de garantías y un tribunal administrativo aún continúan dirimiendo en torno a la posesión del local cuya concesión pertenecía a un socio suyo y amigo cercano que falleció sin dejar establecida la línea una sucesión.

El señor Carrillo expresó que este tema es conocido por las autoridades de la Dirección Municipal de Desarrollo Económico de la actual administración y lamentó que hoy en día, precisamente cuando en los juzgados habrá descanso por vacaciones se recurra al uso de la fuerza para intimidar.

Pese a la presencia de la fuerza pública municipal y la insistencia de las representaciones que se dijeron facultadas para posesionarse del local, el locatario logró mostrar los documentos legales que acreditan que el asunto aún se debate en tribunales lo cual permitió que continuara con la venta de sus productos por el día de hoy.

Luego de lamentar que las autoridades recurriesen a este tipo de medidas para intimidarle, el pollero conocido por sus compañeros quienes alertaron a los medios de comunicación sobre la situación, aseguró que no es su intención crear una polémica con las autoridades, y consideró que sí esta problemática hubiese llegado a oídos de la Presidenta Municipal Esthela Ponce la historia habría sido diferente.

Quien se dijo simplemente defendiendo sus derechos laborales, señaló que cuando fue plantear su problemática ante las autoridades, una abogada que trabaja en la sindicatura local de apellido Ramírez le recomendó que, en asamblea con todos los locatarios, solicitara el apoyo con firmas de sus compañeros comerciantes que aprobaban su espacio en el mercado.

El quejoso dijo contar con este documento pero que las autoridades ahora no lo quieren reconocer, algo que fue apoyado por otros comerciantes instalados en el mismo mercado entrevistados por Peninsular Digital.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
12 Comments
Inline Feedbacks
View all comments