El juez, como la estatua de la justicia, hace como que no ve, pero si sabe.

Hugo Flores Vs Luis Abraham: Hoy, la sentencia

Luis Abraham Ortiz Aguirre, al que su legal esposa Grecia Guadalupe Castillo Bañaga le puso los cuernos, le sacó la casa, la hija y sus pertenencias, en complicidad con su amante Rafael Hernández, hoy será condenado a varios años de prisión por no tener los doscientos mil pesos por los que los extorsionaban el “Cartel de los Ministerios Públicos”, en complicidad con el defensor de oficio. El juez, como la estatua de la justicia, hace como que no ve, pero si sabe.

Nuestra justicia lleva ciega hace bastantes años. Corrupta hasta las raíces desde los tiempos de Narciso, no vio como el hijo de éste eliminaba al abogado Jonathan, para poner un caso. Acomodaticia y dirigida desde el palacio de Gobierno, nuestros Presidentes del Tribunal han sido fichas movidas por el gobernador de turno, cuando éste tiene interés en los casos, y haciendo negocios, cuando el Gobernador no tiene interés. Son muchos los casos que han desfilado por nuestras páginas desde el nacimiento del periódico.

El juez que juzgó condenó y hoy pone sentencia a un pobre trabajador, por no reunir los doscientos mil pesos del chantaje, ya es viejo en nuestras páginas, y su pasado lo marca: El juez del caso Asael Valtierra. Gracias a nuestras páginas y de algunos colegas, será famoso en Google, para que sus familiares y público en general conozcan su currículum.

Mañana, con la sentencia, comenzaremos la publicación de varias notas explicando como funcionarios de la procuraduría, en combinación con elementos expulsados por corruptos, arman casos en los que jueces participan, obviamente, con parte de la mochada. Obviamente, las notas ya tienen título: Desplumando al Gallo. Hasta aparece el Lic. Omar Barajas…Y toda la chusma de Narciso.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments