Adelanta el consejero presidente del Instituto Estatal Electoral

Generará la creación del INE conflictos sociales e interinstitucionales
Jesús Alberto Muñetón Galaviz
Jesús Alberto Muñetón Galaviz, consejero presidente del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Baja California Sur (BCS).

La Paz, Baja California Sur.- La creación del Instituto Nacional Electoral (INE) generará conflictos sociales e interinstitucionales, pues afecta los aspectos técnicos del proceso electoral y presenta una serie de incongruencias que, mínimamente, significarán un reto para la introducción del nuevo sistema, adelanta Jesús Alberto Muñetón Galaviz, consejero presidente del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Baja California Sur (BCS).

Con el INE, señala, “se van a generalizar las reglas, y generalizar nunca es bueno”, puesto que “hay circunstancias muy particulares” dentro de una elección local.

“Cuando generas reglas generales, entorpeces o burocratizas la efectividad de la norma en el hecho completo […] El Instituto Nacional Electoral no va a tener gran capacidad de adaptación, porque va a emitir normas generales que no se van a adaptar tan fácil a cada entidad […] Vamos a entrar al final en conflicto con los ciudadanos”.

Hasta antes de esta reforma, señala Muñetón Galaviz, las leyes electorales evolucionaron de manera natural, “una evolución de necesidades y de adaptación”, sin embargo ésta significa un retroceso, ya que se trata de “una reforma que atiende aspectos no técnicos de la función electoral, pero que sí afecta los aspectos técnicos de la función electoral, entonces nos va a llevar a un roce con los ciudadanos bastante complicado”.

El consejero augura que se crearán “casillas únicas”, lo que sólo en el estado de Colima se maneja y a su juicio “tiene sus grandes inconvenientes”, pues “los cómputos se duplican” y el conteos y la entrega de resultados supone una tarea mucho más compleja y prolongada. “No son lo mismo las elecciones locales que las elecciones federales”, deja claro entonces, pues “son universos distintos”, precisa, agregando que con el INE “lo que vamos a hacer es cargarle la mano al funcionario de casilla, porque le estamos duplicando el trabajo”.

Asimismo, se refirió a la complejidad de jerarquías y cadenas de mando que conlleva esta nueva etapa electoral en el país, pues el INE, al tener a su cargo el Servicio Profesional de los IEE, generará un nuevo conflicto, ya que, “jerárquicamente, ¿a quién van a responder los funcionarios electorales? ¿Al consejo del Instituto Estatal Electoral, o a los supervisores del INE del Servicio Profesional, o al propio Instituto Nacional Electoral?”.

De la misma manera, el consejero señaló que es incongruente la manera en que se le designa a los órganos locales organizar la jornada electoral, “en virtud de que la jornada electoral es todo una etapa, y que nuestras leyes electorales la han definido como una serie de actos previos al día de la jornada electoral, y no nada más es, como se refiere aquí, una preparación de un día”.

Sobre la fiscalización de partidos y candidatos, Muñetón Galaviz dejó ver que este rubro también se midió “con reglas generales”, poniendo como ejemplo que “el INE no va a definir o no va a tomar en cuenta cuando el candidato no tenga facturas en la zona serrana de Mulegé, en la zona serrana de Comondú, eso no lo tomará en cuenta”. Ahora, el nuevo organismo fiscalizará más de 4 mil elecciones, cuando el Instituto Federal Electoral (IFE) actualmente fiscaliza únicamente 300.

Entre otras, el INE cuenta con facultades exclusivas como capacitación electoral; determinación de los distritos electorales de toda la república, tanto federales como locales; padrón y lista de electores; ubicación de casillas y designación de funcionarios en las mesas directivas; reglas, lineamientos, criterios y formatos en materia de resultados preliminares, encuestas, sondeos de opinión, observación electoral, conteos rápidos, impresión de documentos y producción de materiales electorales; y fiscalización de ingresos y egresos de los partidos políticos y candidatos de todas las elecciones, tanto federales como locales.

El IEE, por su parte, continuará con derecho a acceso y prerrogativa de candidatos y partidos políticos en procesos locales; aplicación de educación cívica; preparación de la jornada electoral; recepción de de paquetes electorales de las elecciones locales: gobernador, alcaldes y diputados locales; escrutinios y cómputos de las casillas; declaración de validez y otorgamiento de constancias en las elecciones locales; cómputo de la elección del titular del poder ejecutivo; y la organización, desarrollo, cómputo y declaración de los resultados en los procesos de participación ciudadana, como plebiscitos y referéndums.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments