Explica el Síndico Oswaldo Murillo el destino de los 600 mil pesos

No fue extorsión, sino fraude al Ayuntamiento cabeño
fraude
El Síndico explicó que el pago de más de 600 mil pesos fue incluído en las cuentas públicas como Pago a un Proveedor, pero al caer en cuenta que se trataba un posible caso de fraude, se cambió el estatus a “Cuentas por cobrar”, a nombre de los presuntos defraudadores.

Los Cabos, Baja California Sur.- Asegura el Síndico Municipal, Oswaldo Murillo, el Ayuntamiento de Los Cabos no fue víctima de extorsión sino que se trató de un fraude.

“La doctora Carmen Zerón, quien en ese entonces era directora municipal del Sistema DIF, fue contactada  vía telefónica por parte de una supuesta agencia aduanal y se le dijo que tenían incautados varios objetos listos para ser donados al DIF cabeño siempre y cuando se hiciera el pago de impuestos aduanales y envíos”.

La entonces directora del DIF cabeño solicitó a la Tesorería Municipal haga los pagos de los impuestos que corresponden y después de tres o cuatro semanas de contacto telefónico y vía correo electrónico, se decide hacer el pago de más de 600 mil pesos a una agencia aduanal.

Definitivamente no fue extorsión, fue un fraude. De manera dolosa se maquinó, se falsificó una serie de elementos para obtener un recurso. En el Código Penal eso se tipifica como fraude genérico, así como se presentaron las denuncias con base a lo que nos entregó la Tesorería Municipal”.

El pago se realizó el 19 de enero del 2012 y al no haber respuesta ya por los supuestos agentes aduanales, se puso una denunciante el Ministerio Público Federal cuatro días después: el 23 de enero.

“Las denuncias las presentamos contra quien resultara responsable, de hecho en los oficios que tenemos y en la correspondencia electrónica vienen los nombres de presuntos licenciados y funcionarios federales pero una vez que se corrobora que no contestaba nadie se presumió que era un fraude y no podíamos acusar a nadie y ese papel le corresponde al MP federal porque presentamos ahí la denuncia por fraude, falsificación de documentos públicos federales (cartas del SAT, la Administración general de Aduanas) y en el MP del fuero común por el de fraude porque los documentos no eran del Gobierno del Estado”, prosiguió el Síndico Municipal.

Concluyó el Síndico, el pago de más de 600 mil pesos fue incluído en las cuentas públicas como Pago a un Proveedor, pero al caer en cuenta que se trataba un posible caso de fraude, se cambió el estatus a “Cuentas por cobrar”, a nombre de los presuntos defraudadores. Ahora se está a la espera de las sentencias que pudiera dictar el Juez para que el caso pase por Cabildo y sea este organismo si se aprueba la extinción de esta cuenta por cobrar.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments