Tendrá “impactos directos, sinérgicos, acumulativos y residuales” en el sur de Bahía de La Paz

Fijan académicos su posición ante Marina Azul
Playa azul
-El proyecto turístico Playa Azul tendrá “impactos directos, sinérgicos, acumulativos y residuales en el corredor ecológico del sur de Bahía de La Paz” advierte el sector académico sudcaliforniano.

La Paz, Baja California Sur.-El proyecto turístico Playa Azul tendrá “impactos directos, sinérgicos, acumulativos y residuales en el corredor ecológico del sur de Bahía de La Paz” advierte el sector académico sudcaliforniano en una carta donde da a conocer su posición frente al desarrollo que este lunes sostuvo una Reunión Pública de Información en conocido hotel de la localidad.

Los científicos entre los que se encuentra El Dr. Rafael Riosmena-Rodríguez del Programa de Investigación en Botánica Marina consideran que “existen omisiones, faltas metodológicas, vicios y vacíos en la Manifestación de Impacto Ambiental presentada”.

“En el caso de las omisiones se puede hacer una referencia directa a la revisión bibliográfica de la zona en cuestión ya que un listado de especies no puede ser restringido a la zona exclusiva del proyecto y deberá ser incluido a la zona de influencia del proyecto ya que se centraron en la zona del desarrollo pero no en la región”.

Este proyecto fue categorizado como Regional por lo que la información que se debió presentarse como parte de la MIA. El documento se presenta con una lista de referencias bastante parca y poco actualizada, explica.

Para los signantes del documento, representa una omisión “el hecho que no se hizo una recopilación de la diversidad de grupos taxonómicos marinos, costeros y terrestres que debieron ser considerados en el reporte”.

“Dentro de mi recuento – dice Riosmena — aproximadamente existen 3 mil especies habitan los ecosistemas del corredor Bahía de La Paz-Bahía de la Ventana (considerando al Archipiélago de Isla Espíritu Santo y la Isla Cerralvo) en donde se tienen al menos 50 endemismos y al menos 500 especies que están en la NOM ECOL 059. Existen al menos 8 ecosistemas (bosques de manglar, arrecifes rocosos, arrecifes coralinos, bosques de sargazos, mantos de rodolitos, pastos marinos, matorral sacrocaule y pastos de marismas) que no se presentó información apropiada de su distribución en la región”.

“El proyecto está enclavado en la zona de pesca 7 de Bahía de La Paz y representa una zona relevante para los pescadores en la región. El documento no presenta un solo análisis de la situación de la pesca ribereña además se omite información relevante para el proyecto como relación de los vientos con respecto del movimiento de sedimentos para las marinas planteadas”.

Riosmena continua: “no se consideró la terraza pleistocena que cubre casi el 50% del proyecto. No se considera la presencia de especies invasoras en la zona del proyecto (al menos 2 especies de invertebrados en la zona y al menos 4 de macroalgas en las cercanías) que podrían aumentar su cobertura por filtraciones de agua rica en nitrógeno derivada del campo de golf y potreros del Club Hípico. Por lo que este proyecto bien podría estar causando impactos directos a poblaciones ecológica y económicamente importantes.

El estudio también acusa faltas metodológicas “ya que la toma de datos no fueron planteados utilizando estándares ampliamente aceptados en el medio académico por lo que los datos presentados tienen vicios interpretativos”, señala el investigador.

“Esto es particularmente evidente en la metodología para determinar la cobertura de corales, macroalgas, densidad de vertebrados y peces para la zona marina pero podríamos establecer este mismo patrón para la zona terrestre. Los principales errores que encuentro en estos datos son en cuanto al diseño de muestreo ya que no se hicieron muestreos con replicas estadísticamente significativas en donde se mostrará claramente que la zona del proyecto es homogénea dentro de este corredor biológico. Al no tener un diseño de muestreo apropiado y no contar con una base de datos robusta no podríamos calcular el impacto residual que pudiera estarse generando como parte del desarrollo”.

Finalmente, el científico y académico señala que la MIA de Playa Azul tiene vacíos en la información “ya que en las cercanías de este proyecto existen 6 proyectos ya aprobados y alguno de ellos ya en funcionamiento: Maravia (colindante), Punta Blanca (colindante), El Judío (próximo), Azul del Cortés (próximo), El Saltito (próximo) y Vista Cerralvo (próximo y ya activo)”.

Además, existe al menos una concesión minera colindante con El Judío-Azul del Cortes-El Saltito-Vista Cerralvo.

En conclusión, todos estos proyectos “promoverán el aumento de la población junto con la frecuencia de visitantes a las ANP: Balandra e ANP Islas del Golfo en una primera etapa pero muy ciertamente a otras áreas como ANP Cabo Pulmo por el aumento de trafico de botes que calculo en al menos 2 mil embarcaciones continuamente circulando”.

“Esto no fue evaluado como parte de la MIA y representada impactos sinérgicos y acumulativos que no han sido evaluados ni resueltos en el presente documento. El conjunto de estos proyectos representa el incremento en población que presionaría también al acuífero de La Paz, La Ventana y la Presa de la Buena Mujer”, puntualizó.

 

Subscribe
Notify of
guest
14 Comments
Inline Feedbacks
View all comments