Exigiendo alimentos, se amotinan un centenar de reos del Cereso cabeño