Su abogado asegura que saldrá en poco tiempo, pero el ánimo desfallece

En “cualquier momento” la sentencia contra Daniel Sánchez Ávila
daniel sanchez
Miguel Ángel Meza Figueroa, defensor de Sánchez Ávila, revela que ya se presentaron conclusiones por parte del Ministerio Público y por parte de la defensa, por lo que ahora sólo resta esperar fecha para la audiencia de vista, “que ya es la última etapa procesal antes de la sentencia”.

La Paz, Baja California Sur.- La navidad se acerca de nuevo, se acaba 2013 y Daniel José Sánchez Ávila, detenido el 4 de septiembre de 2012 por el homicidio del joven abogado Jonathan Hernández Ascencio, asesinado el 4 de marzo de 2010, continúa tras las rejas del  Centro de Reinserción Social (CERESO) de La Paz, a pesar de que los testigos presentados como prueba por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) negaron rotundamente su participación. Su abogado asegura que saldrá en poco tiempo, pero el ánimo desfallece y afuera su familia enfrenta problemas de salud derivados del estrés.

Miguel Ángel Meza Figueroa, defensor de Sánchez Ávila, revela que ya se presentaron conclusiones por parte del Ministerio Público y por parte de la defensa, por lo que ahora sólo resta esperar fecha para la audiencia de vista, “que ya es la última etapa procesal antes de la sentencia”.

En la audiencia de vista se le harán saber a Daniel las conclusiones del Ministerio Público y las conclusiones de su defensa, se le concederá el uso de la voz para que manifieste “lo que a su interés convenga”, y después sólo restará que el juez dicte sentencia, lo cual podría tardar hasta 30 días hábiles después de la audiencia, la cual, a decir del abogado, puede ser en cualquier momento, presumiblemente la siguiente semana.

Jonathan Hernández Ascencio fue asesinado públicamente en un bar llamado Las Micheladas, que en ese momento se encontraba ubicado sobre el malecón de la ciudad. Siempre se habló de la participación de hijos y sobrinos de encumbrados políticos en el homicidio, incluso se manejó la figura de “el hijo del gobernador” como la del gatillero, que en ese tiempo era Narciso Agúndez Montaño.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.