El tabaquismo, «una gran epidemia mundial»
fumadores
Estela Castro Terrazas señaló que hoy en día el tabaquismo «es el causante de todas las enfermedades que existen, sobre todo las crónico degenerativas», además de considerar que las drogas que contiene los cigarrillos hacen de éste uno de los vicios más agudos.

La Paz, Baja California Sur.- Con el tabaquismo, «estamos ante una gran epidemia mundial», advirtió la directora del Consejo Estatal de Salud Mental y Adicciones (CESMA), Estela Castro Terrazas, durante la marcha realizada por la Secretaría de Salud (SSA) y diversas dependencias de los tres órdenes de gobierno e instituciones educativas en conmemoración del Día Mundial sin Tabaco.

La comitiva partió de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre el Paseo Álvaro Obregón, hasta el kiosco del malecón de La Paz, en donde se realizaron una serie de actividades alusivas al día y se informó a los presentes y transeúntes acerca de los riesgos para la salud que significa el tabaco.

Castro Terrazas señaló que hoy en día el tabaquismo «es el causante de todas las enfermedades que existen, sobre todo las crónico degenerativas», además de considerar que las drogas que contiene los cigarrillos hacen de éste uno de los vicios más agudos.

“Yo me atrevo a decir que es la deshabituación más difícil que cualquier otra droga, por las condiciones sociales y las condiciones de asociación que hacemos los seres humanos cuando se adquiere una adicción de esta naturaleza. Tú puedes pensar que un alcohólico, si es funcional, no puede alcoholizarse diariamente, porque tiene que ir a un trabajo, porque tiene que hacer una responsabilidad, pero una persona que tiene adicción al tabaco con sólo salir al patio de su oficina podía hacer uso, o anteriormente lo podía hacer en su propia oficina (sic)”.

Como directora del CESMA, enfatizó que su principal objetivo es lograr la certificación de estado libre de humo de tabaco para Baja California Sur (BCS), a través de la creación de pequeños espacios en edificios institucionales. «Ese es mi reto, esa es mi meta», dijo, poniendo un límite de dos años para lograrlo.

Y si usted se encuentra con un funcionario fumando en espacios libres de humo de tabaco, recomendó por último, aconséjelo:

«Si tú encuentras a una persona que es un funcionario haciendo uso de un consumo de un tabaco (sic), yo creo que lo primero que tienes que hacer como ser humano es acercarte a él y concientizarlo, probablemente él o tiene la misma información que tienes tú, y de esa manera nos ayudamos de ser humano a ser humano […] Hay que recomendarle que hay una clínica de ayuda para dejar de fumar, que la Secretaría de Salud ahorita tiene personal certificado por el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y que es todo un éxito el tratamiento”.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.