Se queda sólo con un diputado tras la salida de Castro y Treviño

El PRD, a su mínima expresión en el Congreso
Carlos Castro
Carlos Castro dijo que de ahora en adelante su “única ocupación es poder dar seguimiento a la agenda legislativa del PRI”, mostrando que él coincidió desde el inicio de la presente legislatura con sus homólogos priístas.

La Paz, Baja California Sur.- Con la conversión de los diputados Alberto Treviño Angulo y Carlos Castro Ceseña al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), hace apenas tres años en el poder, casi desaparece de la legislatura sudcaliforniana, mientras que los tricolor son ahora la fracción con más miembros, sumando ocho.

El diputado Juan Alberto Federico Valdivia Alvarado, presidente del PRI en Baja California Sur (BCS), confirmó que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria admitió la re afiliación de Castro Ceseña al PRI, así como la afiliación de Treviño Angulo, recordando que ambos trabajaban ya con ellos, pero ahora ratifican su identidad, se integran a los trabajos de la fracción y las labores partidistas.

“Con estas dos resoluciones de esta instancia partidista, nuestra fracción pasa de seis diputados a ocho diputados. Somos la fracción mayoritaria ya en el Congreso del Estado […] La fracción del PRD desaparece, tiene un diputado nada más, que es nuestro amigo, el diputado Jesús Verdugo. Así que, bueno, pues, este, el PRD quedaría sin fracción”.

El legislador aclaró que no son una mayoría relativa, mucho menos calificada, sino el partido con más miembros en el Congreso del Estado, sin que esto demerite el estado de democracia.

Por su parte, Carlos Castro dijo que de ahora en adelante su “única ocupación es poder dar seguimiento a la agenda legislativa del PRI”, mostrando que él coincidió desde el inicio de la presente legislatura con sus homólogos priístas. “No es nuevo y por supuesto que no es sorpresa”, dijo, advirtiendo que legislará “siempre anteponiendo los intereses, ante cualquier situación”.

Sobre su filosofía política y partidista, sostuvo no tener embarazo al militar en distintos institutos.

“Independientemente, más allá de los colores y las ideologías políticas, yo creo que es importante aclarar que para abanderar una causa, para buscar una posibilidad de beneficio para Baja California Sur, no necesitas específicamente tener o representar a un color en específico. Nosotros hemos aprendido a través del tiempo que no son los colores ni los institutos políticos, sino lo que hace o deja de hacer el servidor público o el funcionario”.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.