El oscuro caso de Diego Fernández

Se presume que desde el 2004 Diego Fernández de Cevallos llevaba un chip antisecuestro que le fue implantado cuando Rafael Macedo de la Concha estaba al mando de la Procuraduría General de la República (PGR), en el edicto presidencial de Vicente Fox. El miércoles nueve de junio el chip fue encontrado luego de ser rastreado por la compañía, que se cree, Diego Fernández de Cevallos contrató de manera personal, pues el Senado de la República se ha deslindado de dicha responsabilidad. El localizador estaba en una confluencia de carreteras que llevan de Querétaro a San Luis Potosí o a Guanajuato, a unos cuarenta kilómetros del rancho de su propiedad, «La Cabaña.»

Fernández de Cevallos fue raptado el catorce de mayo, al anochecer, hace casi un mes. Aun así, a cinco días de cumplir la fecha, es cuando se ha localizado el dispositivo. Lo cual da pie a preguntarse ¿por qué hasta ahora se ha localizado? Entonces, ¿para qué sirve el chip?, esto sin mencionar lo extraño que es que la familia pidiera a la PGR mantenerse al margen de las negociaciones; que Fauzi Hamdan Amad, rector de la Escuela Libre de Derecho y amigo de Diego, como él lo mencionara, declarara que el político mexicano fue secuestrado por «un grupo, vamos a decirlo así, de poder muy importante. Se ve claramente por todas sus acciones externas y señales desde un gran poderío, de una gran organización, de grandes recursos y no sé si haya algún contenido ideológico en este grupo, pero podría haberlo»; sin mencionar, también, la reafirmación que hace José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, cuando acusó, el pasado viernes, al Ejército Popular Revolucionario (EPR) de tener la autoría del hecho, a pesar de que el grupo armado negara responsabilidad el diecisiete de mayo.

El caso Diego Fernández de Cevallos se ha encontrado tras un halo de incongruencias desde el inicio. Las líneas de investigación que arrojan los hechos pueden ser varias, al menos cinco: motivos económicos, venganza personal, crimen organizado, motivos de interés político u organizaciones guerrilleras. Además, la información que se ha dado al público es limitada y tergiversada.

El peritaje inédito que se muestra a continuación es una de las pruebas de lo limitada que la afluencia de información es. Las fotografías abren un gran abanico de especulaciones acerca del secuestro del político.

La camioneta se encuentra perfectamente estacionada, lo cual indica que llegó de manera confiada al rancho o que no venía siendo perseguido, es decir, que lo esperaban ahí, en su propiedad. Después pueden verse manchas de zapatos en la pared, lo cual invita a pensar que justo al bajar de su coche fue tomado por la espalda, el «Jefe Diego» se hizo para atrás y se apoyó en la pared con los pies, en busca de escaparse, dejando así el rastro de huellas en la pared.

Se presume que sus captores fueron seis, cuatro lo sometieron, uno vigilaba y otro esperaba en el coche de escape. Después de tomarlo por la espalda lo llevaron a la parte trasera de su casa y con las tijeras que usara para cortarse la barba, mismas que encontrarían ensangrentadas en la escena, sustrajeron el chip. Los captores sabían dónde se encontraba el localizador, lo que espesa el halo de extrañas sospechas. En el mismo lugar le quitaron los zapatos y le vendaron los ojos, mientras se resistía y entre más de uno lo cargaba para someterlo. Los movimientos eran bruscos, desesperados. Golpeó su cabeza contra la pared y se causó una herida. Lo pusieron de pie, pisó su propia sangre y lo metieron al coche.

Ahora, si el dispositivo fue extraído en el lugar, ¿por qué llevarlo consigo, arriesgándose a ser localizados, por qué no dejarlo ahí en lugar de tirarlo tras sus posibles vías de escape, será un señuelo el chip, qué tiene que ver la «compañía», el Senado o la familia con todo esto?

[nggallery id=33]
¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mariana
Mariana
10 years ago

Yo tengo algunas dudas, claro, no soy profesional en investigación, pero ¿que tipos de zapatos traia el jefe Diego, que tanto manchan la pared? Osea, para hacer ese tipo de manchas tienes que tallarle bien a la pared, ¿acaso el tendrá la fuerza para hacerlo?

No creo que esas manchas negras en la pared sean de zapatos, a poco 4 mastodontes no pudieron amagar bien a un señor de que, 60 años?

Luis
Luis
10 years ago
Reply to  Mariana

Osea, estas luchando por tu pinche vida!!!!!!!!! es lógico que vas a utilizar todas tus fuerzas, y ira que ese guey s se conservaba bien a sus 60 y si fue entre 4 fue para evitar que hiciera ruido

El Potrillo
El Potrillo
10 years ago

Lo que tiene el peritaje de inédito lo tiene de falso.

Más seriedad Peninsular, yo los veia con ojos de respeto…

elsina
elsina
10 years ago
Reply to  El Potrillo

explica el porque dices que es falso