El grafiti, el lenguaje libre de las calles

Diana Cuevas

 “El grafiti es el lenguaje de las calles para expresarse. Es resultado de las desigualdades sociales y es una forma de protesta frente a ellas”: Francisco Merino 

Los jóvenes aprovecharon para mostrar su rechazo a que seguridad pública y sociedad los vean como delincuentes, razón de ello es que en la legislación sudcaliforniana se penalice al grafiti hasta con tres años de cárcel.
Los jóvenes aprovecharon para mostrar su rechazo a que seguridad pública y sociedad los vean como delincuentes, razón de ello es que en la legislación sudcaliforniana se penalice al grafiti hasta con tres años de cárcel.

El grafiti es “una expresión libre y molesta. Es el lenguaje de la gente de las calles y es resultado del engranaje social”, comentó Francisco Merino el viernes pasado una charla sobre Arte Alternativo en el Instituto Sudcaliforniano de la Juventud.

El reconocido pintor sudcaliforniano, comentó acerca de su experiencia como instructor con jóvenes marginados de Tecate, Baja California. “Al principio no se acercaban, pero después ya estaban haciendo sus primeros murales”, comentó. Esta práctica es muy usual entre los jóvenes, quienes además de ser un sector vulnerable de la sociedad, son también quienes suelen inconformarse contra el estado de cosas imperante.

De esa manera, Merino pudo percatarse de que el grafiti es el lenguaje que utiliza la gente de las calles para expresarse. Este lenguaje, agregó, es resultado de las desigualdades sociales y es una forma de protesta frente a ellas. “Quien lo hace camina detrás de una ideología. Los buenos grafiteros son personas pensantes y con propuestas.”

Desafortunadamente existen cada vez más prohibiciones para los jóvenes, la penalización del grafiti es una de ellas, esto se debe a que “la sociedad le otorga una importancia marginal al artista, a diferencia de la antigüedad cuando era muy prestigioso”, opinó Merino después de escuchar las inquietudes de los jóvenes quienes aprovecharon para mostrar su rechazo a que seguridad pública y sociedad los vean como delincuentes, razón de ello es que en la legislación sudcaliforniana se penalice al grafiti hasta con tres años de cárcel.

En otros países el grafiti es muy celebrado. Como en Los Ángeles, donde se han hecho murales muy grandes, teniendo en cuenta que no se debe reprimir a los jóvenes, sino promover que desarrollen sus verdaderas capacidades, concluyó.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Diego Rivera A.
Diego Rivera A.
10 years ago

Ay Paquito, me gustaría que tuvieras las bardas de tu casa grafiteadas, con símbolos que dicen nada excepto basura mental.
Si eso es arte prefiero mi arte.