Ni desaladoras ni madres, lo que se necesita es honestidad.

El fraude del Agua 1: Robando, mintiendo, traicionando

El problema del agua en Los Cabos no es ni que falte agua ni que falten recursos, es que la han convertido en la caja chica de políticos, donde roban a manos llenas sin dar explicaciones. Por cobrar, cobran aviadores (el hijo de la Presidente Municipal incluida), políticos que ni residen por acá, amigochos, y sepa la tiznada. De OOMSAPAS han salido fortunas, ranchos, condominios, pipas y hasta chichis y traseros para amantes. Premiando a funcionarios incapaces (para cumplir trabajos de campaña), como el desprestigiado René Núñez, o colocando familiares inútiles, como Tony Agúndez. OOMSAPAS que fue un servicio rentable, lo convirtieron en un desmadre para robar, vendiendo aire en vez de agua, negando el servicio a los pobres y donde se perjudica parejo a toda la población, excepto a algunos apellidos compuestos que casualmente también riegan bonitos campos de golf.

Pozos que no se utilizan, concesiones transas, agua que se va al mar, pérdidas en la red de hasta el cuarenta por ciento, y desaladora que cobra a precio de oro el agua que se pierde en fugas. Mientras, la gente comprando pipas de agua a precios de fantasía. La clase media pagándolas con billetes de curso legal, los pobres, cuando les toca, hasta con copias de credenciales y prometiendo votos. No hay agua, pero todos los políticos en campaña la ofrecen: Los honestos pagando pipas para los humildes; los funcionarios de Jesús Armida en campaña, desde tesoreros hasta cuasi gatos, robándosela a OOMSAPAS.

En cuatro entregas contaremos el negocio. Desde cómo se roba un pozo para justificar una desaladora hasta como se corre un funcionario honesto, y Ramón Ojeda lo fue, para robar a gusto y que hasta el hijo de Dimas y que la Jesús cobre su moche.

Y de paso Exigiremos que se publique la nómina completa de empleados, sus percepciones y su alta en el Seguro. La estaremos pidiendo esta semana por transparencia. Antes de que la sinaloense se vaya a su tierra, llevándose de paso y gratis la marca de “Hecho en Los Cabos” (se la regaló Tony Agúndez, sepa a cambio de qué favores) y sus ahorritos. Nos proponemos poner sobre la mesa todos los dineros desviados. Y es que a la Presidente le vamos a revisar todas sus cuentas. Empezaremos por su caja chica, OOMSAPAS. Ya llegará el turno a Comunicación Social, al que dice que “El Peninsular me la pela”, porque la Presidente lo protege con su manto.

Ya es hora de que al Ayuntamiento de Los Cabos llegue la honestidad.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Macklise
Ivan Macklise
1 month ago

Todo eso es muy cierto, esta Morenada, esta peor que el viejo PRI