El CREE en el abandono

Sea por falta de recursos o por una administración inadecuada de los recursos destinados a su manutención el CREE se encuentra hoy con instalaciones deterioradas.
Sea por falta de recursos o por una administración inadecuada de los recursos destinados a su manutención el CREE se encuentra hoy con instalaciones deterioradas.

El Centro de Rehabilitación del Estado ofrece servicios a pesar del grave rezago en equipamiento e infraestructura que ha vivido los últimos años

Un centro de rehabilitación y educación especial que otrora fuera de los, mejor equipados del país, padece hoy en día ante el abandono institucional, problemas para atender de forma digna a sus usuarios: reiniciando el año con instalaciones disminuidas, servicios intermitentes de hidroterapia y sin un aparato de rayos-X. El centro continúa ininterrumpidamente sus funciones gracias a la voluntad de un equipo que a 25 años de su fundación supone la necesidad de un rescate de los servicios que, hasta la fecha,  presta de manera gratuita a la comunidad.

Un par de placas oxidadas dan la bienvenida al edificio sede del DIF estatal, en ellas se mantiene patente como hace 25 años fue inaugurada no como sede del sistema DIF estatal sino como un Centro de Rehabilitación y Educación Especial, por el entonces gobernador, Ángel César Mendoza Arámburo. La otra placa menos deteriorada otorga el nombre “María Teresa Soto de Alvarado“   al inmueble cuando aun era parte del sistema DIF-Nacional.

Por invitación del personal del centro los reporteros de Peninsular Digital nos fue posible constatar un abandono que comienza a ser patente en las capacidades operativas del centro: remodelaciones incompletas, agujeros en el techo producto de la humedad, y la clara ausencia iluminación apropiada en las instalaciones. “No tenemos ni para cambiar un foco” confiesa un atemorizado intendente”. En este ambiente los usuarios de este centro que atiende a personas con discapacidad sin distingo de edad o institución de procedencia por de forma gratuita.

El centro perdió la mitad de sus funciones al principio de este sexenio cuando las instalaciones del DIF estatal fueron trasladadas al área que hasta entonces estaba destinada a ofrecer los servicios de educación especial lo que provocó que el diseño general de un inmueble construido con las necesidades de accesibilidad para las personas con alguna discapacidad en mente fuera convertido en una serie de cubículos irregulares sin un orden establecido y que se nota claramente incompleto.

Sea por falta de recursos o por una administración inadecuada de los recursos destinados a su manutención el CREE se encuentra hoy no sólo con instalaciones deterioradas  pues incluso el servicios de neuropediatría, medicina física, ortopedia pediátrica, comunicación humana las cuales, se han venido ofreciendo de forma gratuita a la comunidad hasta la fecha pero que se ven comprometidos en varias veces en lo poco que va del año.

El personal, preocupado por el deterioro que ha vivido su centro de trabajo informaron que, a principios de enero, la falta de pago en la cuota de energía eléctrica provocó que el centro no reanudara los servicios de valoración y rehabilitación y mas recientemente el servicio de agua potable fue suspendido impidiendo el funcionamiento de las tinas de hidroterapia con que cuenta el centro.

Recientemente, el centro cumplió veinticinco años pero no hubo un gran festejo. Los trabajadores tuvieron que hacer una rifa para pagarse un festejo digno, indignados ante la falta de reconocimiento por su trabajo hoy se preguntan ¿cómo pueden hacer los gobiernos para permitir tal rezago?.”El director del DIF renunció para ir por una diputación” menciona a manera de denuncia y luego un poco desilusionada nos despide una trabajadora del centro: “si gana, ojalá ahora sí pueda hacer algo”.

[nggallery id=184]
¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments