Definen los nuevos límites de Balandra