Con marcha exigió Yo Soy 132  el recuento de los votos
El conglomerado del 132 exige que se dé el recuento de votos de manera correcta, al igual que un cómputo honesto de estos sufragios, pues han comprobado que, entre otras muchas irregularidades, existió, en todo el país, quema de casillas, compra y coacción del voto, embarazo de urnas, manipulación mediática, intimidación, violencia y demás acciones ilegales.
El conglomerado del 132 exige que se dé el recuento de votos de manera correcta, al igual que un cómputo honesto de estos sufragios, pues han comprobado que, entre otras muchas irregularidades, existió, en todo el país, quema de casillas, compra y coacción del voto, embarazo de urnas, manipulación mediática, intimidación, violencia y demás acciones ilegales.

A partir de las cinco y media de la tarde el kiosco del malecón empezó a llenarse de pancartas, consignas, altavoces y repudio por el proceso electoral. Los integrantes del Movimiento Yo Soy 132 en La Paz lograron una convocatoria de cerca de trescientas personas, número que fue aumentando durante su marcha y llegó a más de cuatrocientas.

 Avanzaron hacia uno de los consejos distritales del Instituto Federal Electoral (IFE), donde mostraron su rechazo a la instancia, para continuar hacia las instalaciones del diario El Sudcaliforniano y de la televisora TV Azteca Baja California Sur (BCS).

Entre las consignas, se dejaba oír «Peña va aprobar el chile nacional», «No a la imposición», «Peña, La Paz no te quiere», «México, despierta», «Fuera Peña», «Si hay imposición, habrá revolución», «No más PRI», «Repudio total al fraude electoral», así como «Televisa te idiotiza, TV Azteca te apendeja».

Avanzaron sobre la avenida 16 de Septiembre, para tomar la calle Revolución hasta las instalaciones del consejo distrital del IFE, en donde gritaron «estos son, estos son los que chingan la nación» e «IFE culero, hiciste un cochinero».

El conglomerado del 132 exige que se dé el recuento de votos de manera correcta, al igual que un cómputo honesto de estos sufragios, pues han comprobado que, entre otras muchas irregularidades, existió, en todo el país, quema de casillas, compra y coacción del voto, embarazo de urnas, manipulación mediática, intimidación, violencia y demás acciones ilegales.

Después de gritos y leves encuentros con peñanietistas, llegarían a las oficinas de El Sudcaliforniano, uno de los diarios de la Organización Editorial Mexicana (OEM) señalados por su incidencia en las elecciones a favor de Enrique Peña Nieto. Aquí los manifestantes se encontraron con la policía del estado, quien dijo estar ahí para guardar el orden, sin agredir a nadie. Frente a las oficinas del diario, se oyeron gritos como «Vendidos, vendidos, vendidos», «No somos uno, somos cien» y «prensa vendida, Peña no va arriba».

Camino a TV Azteca, los del Movimiento entonaron «Gimmie tha power», de Molotov, y el apoyo de la gente se dejó ver, saliendo de sus casas y sonando sus claxon. Muchos querían salir de sus trabajos y unirse, pero no se atrevieron. Los guardias de la televisora cerraron con seguro las puertas y después de leer una serie de pensamientos que abogaban por el derecho a la felicidad y la justicia, el Movimiento se retiró y volvió al malecón de la ciudad.

Subscribe
Notify of
guest
62 Comments
Inline Feedbacks
View all comments