El control que 9 familias panistas hacen del vital líquido ya trascendió las fronteras estatales.

Comondú, a Pan y agua

La Paz, Baja California Sur.- A la sequía a lo largo y ancho del territorio nacional casi convertida en un tema de seguridad nacional, en BCS, ya se le ha dado un nombre y rostro: los “huachicoleros del agua”, personificados en la familia del exgobernador de Comondú, el panista Marcos Covarrubias Villaseñor y que ha alcanzado a miembros de este clan de agroempresarios entre los que se encuentra el candidato a la gubernatura  de “Unidos Contigo”, Francisco Pelayo Covarrubias.

Lo que comenzó como una natural acusación como la que se lanzan en todos los debates, ya comenzó a trascender las fronteras estatales, pues los mañaneros señalamientos del morenista Víctor Castro al panista “Pancho» Pelayo en cadena estatal por la señal de FM,  fueron consignadaos en publicaciones nacionales, que dan cuenta del presunto control que 9 familias tienen del 20 % del vital líquido en el municipio de Comondú, lo que las ha llevado a concentrar casi 30 millones de metros cúbicos por año.

Por ejemplo, el medio nacional Eje Central en un amplio artículo titulado “Sequía en BCS, negocio redondo del Pan” consigna que este acaparamiento contrasta con la situación que viven cientos de familias a lo largo y ancho del estado, las cuales deben pasar literalmente, semanas sin agua, abasteciéndose, en el mejor de los casos, con “pipadas” que obviamente no son gratuitas.

Baja California Sur, el séptimo estado de la república en extensión, es el que menos agua tiene, y una gran cantidad de ella se concentra en pocas manos, o concesiones en poder de familias, en el caso de Comondú, como la Covarrubias Villaseñor, Pelayo Covarrubias, Amaya, Solís, Pérez Cárdenas, Gallo, Loya o Córdova Urrutia.

En el Valle de Santo Domingo, los recursos hídricos, pasaron de “sin déficit de agua” a “menos 300 millones de metros cúbicos”, entre 2015 y 2018, según mediciones de disponibilidad media anual de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Así que, lo que comenzó como un mote al calor del “debate” radiofónico,  el huachicolerismo del agua en Comondú se ha convertido en un tema que no puede dejarse de lado, o solo utilizarse como estrategia de descalificación en campaña: nueve familias concentran más de 130 títulos de concesión.

En términos llanos, esas nueve familias controlan unos 28 millones de metros cúbicos de agua al año, cantidad que revela la magnitud del poder que ostenta el llamado “Grupo Comondú” al disponer de tal cantidad cuando el promedio de la disponibilidad en el estado no alcanza los nueve millones 200 mil metros cúbicos al año, cifras dadas por la Conagua.

Pero, en el caso de Francisco Pelayo, no solo es la posesión de seis títulos de concesión que le asignan un volumen de agua de un millón 178 mil 100 m3 al año, también es el adeudo, como se lo recordó al aire el morenista Víctor Castro, de 14 millones 768 mil pesos por concepto de dicha concesión.

Tan claro como el agua.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments