Baten records las ventas de libros del ISC
Sandino Gamez
Sandino Gámez Vázquez, titular de la Coordinación de Fomento Editorial del ISC, explica que en 2011, el ISC recibía tan sólo cuatro mil pesos mensuales derivados de la venta de libros, hoy ingresan alrededor de veinte mil pesos al mes.

La Paz, Baja California Sur.- Gracias al trabajo de la Coordinación de Fomento Editorial, en dos años el Instituto Sudcaliforniano de Cultura (ISC) ha quintuplicado sus ingresos derivados de la venta de libros de autores sudcalifornianos. “En todo el noroeste, el Instituto Sudcaliforniano de Cultura es el único que distribuye sus propias publicaciones”.

Sandino Gámez Vázquez, titular de la Coordinación de Fomento Editorial del ISC, explica que la estrategia fue consolidar un grupo de trabajo profesional y comprometido, para así “tener una idea de hacia dónde ir” y construir una red de distribución de publicaciones sudcalifornianas.

En 2011, el ISC recibía tan sólo cuatro mil pesos mensuales derivados de la venta de libros, hoy ingresan alrededor de veinte mil pesos al mes.

Actualmente se cuenta con doce puntos de venta en todo el estado, además de las sesenta y dos bibliotecas y los diez paralibros.

“Nuestro objetivo hacia diciembre de este año”, señala Gámez Vázquez, “es tener treinta puntos en todo el estado […], para que los sudcalifornianos puedan conocer de primera mano qué es lo que se está haciendo y qué es lo más nuevo […] En cuanto nos llega el libro ya impreso, lo distribuimos de inmediato a todo el estado y, luego, tras las presentaciones, avisamos al público en general que ya está disponible el libro en los puntos de venta”.

Y no sólo se trata de que el ISC venda libros, precisa el coordinador, sino de ofrecer una plataforma de distribución que beneficie a otras editoriales, pues la meta final es incrementar el número de amigos de los libros en la entidad.

“Estamos construyendo algo para que luego otras editoriales locales puedan cultivarlo, estos puntos de distribución son para que los demás editores, incluso editoriales nacionales, los aprovechen. Lo que nos interesa no es la venta, sino la posibilidad de que los fabricantes de Baja California Sur puedan obtener fácilmente productos de lectura y, además, de calidad”.

Gámez Vázquez culminó reconociendo que aún es necesario trabajar para consolidarse como una casa editorial “en todos los sentidos” y cumplir el mandato de promover a los autores de la entidad a nivel nacional, así como difundir el hábito de la lectura de manera constante en todos los rincones de la entidad, por lo que también se busca “dejar una estructura que pueda servirle a los periodos siguientes y que pueda servir a quien no pertenece al instituto”:

“Eso creo que va a ser nuestro trabajo en los últimos meses y, con lo que hemos avanzado, creo que lo vamos a lograr”.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.