Algo huele mal en SEMARNAT
Greenpeace presentó una nueva denuncia ante el Órgano Interno de Control de la Secretaría, en la que exige que se investigue al director general de Impacto y Riesgo Ambiental de la dependencia, Alfonso Flores Rodríguez.
Greenpeace presentó una nueva denuncia ante el Órgano Interno de Control de la Secretaría, en la que exige que se investigue al director general de Impacto y Riesgo Ambiental de la dependencia, Alfonso Flores Rodríguez.

Al parecer, algo huele mal en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y no son los más de dos mil kilos de estiércol que los activistas de Greenpeace vaciaron en las oficinas de la dependencia el día de ayer a manera de protesta por la anuencia de la Secretaría frente a la realización del proyecto inmobiliario Cabo Cortés en el Parque Nacional Cabo Pulmo, sino que la peste proviene de sus convenios a escondidas, pues se ha revelado la existencia de una auditoría del permiso de este proyecto turístico.

Otra de las hediondas irregularidades de la SEMARNAT es haberse declarado incompetente para cancelar el proyecto ante la solicitud de declaración de extinción de la autorización en materia de Impacto Ambiental (MIA) otorgada por esa dependencia el 24 de enero de 2011, con número de oficio S.G.P.A./DGIRA/DG/0606/11, aun cuando Cabo Cortés no cumplió con las condicionantes establecidas en dicho resolutivo.

Esto es lo que ha motivado a los activistas de Greenpeace a convertir en literal la sustancia que emana de las decisiones y declaraciones de la dependencia encabezada por Rafael Elvira Quesada.

En ese sentido, Greenpeace presentó una nueva denuncia ante el Órgano Interno de Control de la Secretaría, en la que exige que se investigue al director general de Impacto y Riesgo Ambiental de la dependencia, Alfonso Flores Rodríguez, dada la respuesta emitida a la solicitud de extinción del permiso la cual señala:  “está unidad administrativa se encuentra imposibilitada jurídicamente para poder cancelar definitivamente el proyecto de mérito tal y como lo solicitan [sic], ya que como se señaló con anterioridad, la autoridad sólo puede actuar dentro de las atribuciones que tiene conferidas, por lo que el régimen de facultades son limitadas y expresas a esta DGIRA, de manera que, aún y cuando no haya precepto legal que prohíba a alguna autoridad hacer determinada cosa, ésta no puede llevarla a cabo si no es mediante disposición legal expresa que la faculte”.

«El funcionario Flores Ramírez o no conoce sus atribuciones o se niega a ejecutarlas», denunció Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos y costas de Greenpeace México, quien recalcó que el Reglamento Interno de la dependencia federal precisa en el artículo 19, fracción XXV, que dentro de las facultades genéricas de los Directores Generales de dicha entidad federal está la de «resolver asuntos sobre autorizaciones, licencias, permisos, cesión de derechos y obligaciones, registros y demás actos relativos a sus atribuciones”.

http://www.youtube.com/watch?v=yf8_6VJ2CNs

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
9 Comments
Inline Feedbacks
View all comments