Pero es porque “estaban acostumbrados a vivir sin crimen”

Acepta la SSP que “los sudcalifornianos se sienten más inseguros que antes”
SSP
El subsecretario Adonai Carreón Estrada precisó que a su juicio la percepción de inseguridad del sudcaliforniano no se debe a “un alto impacto por la violencia”, sino a que “la delincuencia común ha aumentado”.

La Paz, Baja California Sur.- Los sudcalifornianos se sienten más inseguros que antes porque estaban acostumbrados a vivir sin crimen, deja ver Adonai Carreón Estrada, titular de la Subsecretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), corroborando la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2013, que publica el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), donde se muestra que el 30.1% de los habitantes de Baja California Sur (BCS) temen por su seguridad.

“El sudcaliforniano, de acuerdo a sus antecedentes, a su historia, no se había visto involucrado en este alto índice de delincuencia del orden común, específicamente en el robo, en todas sus modalidades. Va creciendo nuestra sociedad, nuestra población está creciendo, nuestra economía va creciendo, nuestro desarrollo va creciendo, en los municipio de Mulegé la minería ha crecido y ha migrado gente a trabajar y eso implica el desarrollo de la sociedad, entonces la percepción que tiene de inseguridad nuestra sociedad es precisamente eso, que nosotros estábamos acostumbrados a no tener esos problemas, nosotros estábamos acostumbrados a dormir con las puertas abiertas de la casa, el vehículo dejarlo abierto”.

En este sentido, el subsecretario precisó que a su juicio la percepción de inseguridad del sudcaliforniano no se debe a “un alto impacto por la violencia”, sino a que “la delincuencia común ha aumentado”.

La ENVIPE también muestra que el 19.8% de los delitos cometidos en BCS se llevaron a cabo con portación de armas, evidenciando la falta de contundencia en los programas de blindaje del estado. Carreón Estrada dijo que los Puntos de Revisión Secundaria, el implemento más avanzado en cuanto a detección y prevención de delincuencia con el que cuenta el estado, aún no llegan a la zona norte ni a los aeropuertos, además de admitir que son limitados para detectar armamento.

“Los Puntos de Revisión Secundaria que tenemos en Puerto Pichilingue están funcionando muy bien, pero funcionan en el aspecto personal. Nosotros regulamos a las personas que entran de visita, que entran en actividades laborales, académicas, turísticas a nuestro estado, checamos su estatus jurídico a nivel nacional, si cuenta con alguna orden de aprehensión o alguna orden de presentación ante alguna autoridad de los estados o la federación […] En cuanto a las armas, nosotros no tenemos una intervención física en la revisión, en el Punto de Revisión Secundaria, vamos a tener que implementar, vamos a tener que ampliar el espectro de participación en esos Puntos de Revisión Secundaria”.

El subsecretario culminó indicando que será necesario redoblar esfuerzos y programas de seguridad para abatir el delito en la media península, pues aún no se autoriza ningún proceso de ampliación de los puntos de revisión, y se requieren alrededor de 10 millones de pesos por cada uno.

Subscribe
Notify of
guest
6 Comments
Inline Feedbacks
View all comments