El ejemplar estaba enmallado en la zona del Faro de San Rafael

Rescata PROFEPA lobo marino
lobo marino
El lobo marino fue trasladado en la jaula transportadora al área de Medicina Veterinaria de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, donde fue revisado por los médicos veterinarios zootecnistas.

La Paz Baja California Sur.En atención a una llamada telefónica que reportó un ejemplar de lobo marino enmallado en la zona del Faro de San Rafaelito, en la Bahía de La Paz, personal de la PROFEPA se trasladó a dicho lugar con el apoyo del vigilante comunitario Iván Alberto Cárdenas Amador, a bordo de la embarcación menor propiedad de Rebequitas Tours, participando en el operativo de rescate dos biólogos marinos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

Cabe señalar que a la llegada se observaron tres ejemplares subjuveniles enmallados de lobo marino (Zalophus californianus) especie protegida en la norma oficial mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Protección Especial, realizando enseguida la contención física con apoyo de redes tipo tarraya.

Una vez capturado el único ejemplar (los demás se alertaron y emprendieron la inmersión) se colocó en una jaula transportadora para su revisión integral.

El lobo marino fue trasladado en la jaula transportadora al área de Medicina Veterinaria de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, donde fue revisado por los médicos veterinarios zootecnistas Juan Manuel Ramírez Orduña Rafael Ramírez Orduña, quienes procedieron a tranquilizarlo con anestesia intubada isofluorano y en la observación física se constató que la cabeza y el hocico estaba enredada con hilo de red de nylon que la causó laceración a la altura de los músculos izquierdo y derecho.

Se pudo observar también que el hilo de red de nylon presionaba el ojo derecho del lobo marino causando ulceración del parpado y en ambos lados el hilo ya estaba cubierto por tejido fibrinoso, por lo que se procedió a cortar el hilo y jalarlo hacia abajo lentamente para retirarlo.

Afortunadamente el ojo está en buenas condiciones y actualmente se hacen las curaciones correspondientes, y lo mantienen en observación y reposo.

Durante el reposo, una vez pasada la anestesia, el lobo marino se puso nadar en una alberca con agua corriente, se le colocaron antibióticos oftálmicos y las 36 horas la inflación había disminuido un 70 por ciento, respondiendo a estímulos de luz y de movimiento, por lo que afortunadamente no perdió la visión y para este día las heridas habrían cicatrizado y la inflamación disminuido, procediendo finalmente a reintegrarlo a su hábitat natural.

Cabe hacer mención que el ejemplar de lobo marino (Zalophus californianus) se encuentra en la categoría de sujetas a protección especial (Pr) en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments