Investigadores de la UABCS estudian el corredor turístico La Paz-La Ventana

Proponen modelo de medición multidimensional de la pobreza
Elvia Aida Marín Monroy
Elvia Aida Marín Monroy, egresada del Posgrado en Ciencias Marinas y Costeras de la UABCS (CIMACO), realizó un estudio sobre la pobreza multidimensional y servicios de los ecosistemas marinos y costeros en localidades del corredor turístico La Paz-La Ventana.

La Paz, Baja California Sur.- La medición actual de pobreza en BCS es agregada, pues sólo se generan conclusiones a escala municipal. No se valora la importancia que reviste el contexto de las localidades costeras para una mejor toma de decisiones en el manejo de los servicios de los ecosistemas, que generen bienestar y reduzcan pobreza en estas comunidades. Lo anterior lo indica Elvia Aida Marín Monroy, egresada del Posgrado en Ciencias Marinas y Costeras de la UABCS, en un estudio de tesis doctoral dirigido por el Dr. José Urciaga García, profesor-investigador del Departamento Académico de Economía de la Universidad.

Esta investigación versa sobre la pobreza multidimensional y servicios de los ecosistemas marinos y costeros en localidades del corredor turístico, La Paz-La Ventana, y su objetivo es proponer un modelo de articulación pobreza y desarrollo, bajo el análisis de la economía de los servicios de los ecosistemas de tipo cultural y aprovisionamiento, mediante un sistema de indicadores económicos y sociales.

De este modo, tal y como lo indica la investigadora, el trabajo se vuelve socialmente pertinente, compatible con los intereses de las organizaciones internacionales, de instituciones gubernamentales y agencias de investigación para dar cuenta del manejo sustentable de recursos naturales y de la pobreza multidimensional.

Baja California Sur ha sido una región protegida por políticas centradas en las áreas naturales. Sin embargo, para que esta protección tenga éxito, es necesario que la población en estos sitios esté convencida de los beneficios potenciales que se pueden generar. Por otra parte, es necesario que el proceso de planificación se guíe por una visión integral que incluya, además de variables medioambientales, el uso de variables institucionales, económicas, sociales y de gobernanza.

La propuesta del modelo que relaciona pobreza y desarrollo a través de un indicador multidimensional sirve de base para involucrar a la sociedad y hacer que represente un rol más activo en el desarrollo de su comunidad. Al adoptar en este estudio una medición multidimensional de la pobreza, se incluyen variables como ingresos de los hogares y otras que se relacionan directamente con el bienestar de las familias, lo cual no sólo logra la identificación de localidades y personas vulnerables, sino que también posibilita proponer acciones para mitigar la pobreza.

 “Si tomamos en cuenta los indicadores tradicionales, en el área de estudio existe una baja marginación o bajos niveles de pobreza en términos generales; sin embargo, existen presiones demográficas al interior de la zona costera, que se acompaña de una demanda creciente de bienes y servicios”, asegura Elvia Marín.

Finalmente, señala que el modelo de medición multidimensional propuesto es una alternativa viable y poco costosa para acercarnos a una medición más objetiva y confiable, principalmente en comunidades pequeñas o rurales con menos de 5 mil habitantes y con actividades económicas ligadas a los servicios que brindan los ecosistemas.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.