La Paz, “particularmente vulnerable” a los efectos del cambio climático