La Casa de Día Amor y Esperanza, punta de lanza en el país
Casa de día
Este recinto para ancianos, ubicado en los linderos de la colonias Flores Magón y Bellavista, se encarga de su cuidado de 8 de la mañana a 3 de la tarde, de lunes a viernes.

La Paz, Baja California Sur.- La Casa de Día Amor y Esperanza, para personas de la tercera edad, es punta de lanza en la entidad y el país, señala su directora, Elvia García Cortez. En Europa y Estados Unidos hace más de veinte años que el modelo se popularizó, recordó, por lo que de este lado “tenemos un atraso de más de veinticinco años”, sin embargo fue obligado iniciarlo a causa de la necesidad de cubrir una demanda creciente, “una deuda social” con los adultos mayores, subrayó.

Este recinto para ancianos, ubicado en los linderos de la colonias Flores Magón y Bellavista, se encarga de su cuidado de 8 de la mañana a 3 de la tarde, de lunes a viernes, con el fin de ofrecer un espacio seguro y confortable para aquellos adultos mayores que se quedan solos en el hogar cuando sus familiares van a cumplir con las labores diarias.

En la Casa de Día Amor y Esperanza los ancianos realizan activación física, actividades recreativas, ejercicios cognitivos y reciben dos comidas, “pura pechuga y rib eye”. Además, “toda la comida que se sirve va pensada en ellos, baja en sal, en grasa, y van las tres principales bases de la alimentación: proteínas, minerales y carbohidratos”.

Al tratarse de una casa de día y no de un asilo, los abuelitos deben ir al baño por sí mismos, comer solos y poder sostener una conversación para ingresar, precisa la directora, concediendo que a pesar de esto sí atienden a algunos con enfermedades crónicas, “como artritis, hipertensión, diabetes”.

“Todo el personal que está ahí está siendo continuamente capacitado, precisamente para que ellos reciban una atención de primera, con calidad y con todo el amor posible […] No son niños, porque la mayoría tiene la idea de que ‘los abuelos son como niños’, no son como niños, es otra población totalmente diferente, no les gusta que les digan que son niños. Quisiera que ese mito también se rompiera”.

García Cortez calcula que el costo mensual por atender a cada adulto mayor es de 7 mil 500 pesos, no obstante la cooperación requerida es de tan sólo 500 pesos al mes, ya que las necesidades que no se cubren a partir de la cuota son subsidiadas por el Ayuntamiento de La Paz.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.