Y que dignifique al hombre señala el Rector de la UABCS

“Debemos educar para construir una cultura trascendente”
Rector UABCS
El Rector Gustavo Rodolfo Cruz Chávez durante su participación en el panel de reflexión “Educar para una nueva sociedad”, organizado por la Diócesis de La Paz y el Episcopado Mexicano, el pasado 21 de enero.

La Paz, Baja California Sur.- El Rector Gustavo Rodolfo Cruz Chávez tuvo una intervención, al igual que otras personalidades relacionadas con el ámbito académico, político, empresarial y religioso de la entidad, en un panel de discusión celebrado el 21 de enero. El evento se enmarcó dentro de la presentación del libro “Educar para una nueva sociedad”, editado por el Episcopado Mexicano, fruto de una serie de reflexiones y orientaciones de distintos sectores y grupos ideológicos acerca de la educación.

La presentación, que estuvo presidida por autoridades eclesiásticas, entre las que destacó la presencia del Nuncio Apostólico en México, S.E. Christophe Pierre, se llevó a cabo en las instalaciones del Seminario Mayor de La Paz, donde se dio cita un significativo número de asistentes.

Durante su participación, el Rector de la UABCS aseguró que los retos que plantea la educación en México deben unirnos a todos en un frente común: sumar, no restar; multiplicar, no dividir; con una visión trascendente y objetiva de la obligación que tenemos con nuestros hijos y la Nación.

“Debemos educar para construir una cultura trascendente que dignifique al hombre. Educar para la libertad, el desarrollo de la inteligencia, la justicia y el arte; la felicidad personal y social; la belleza y la bondad, para ser responsables y protagonistas de la historia”.

 Asimismo, señaló que en la actualidad, las sociedades padecemos un resquebrajamiento de la cultura, en su más amplia y completa acepción, debido a las exigencias económicas del mercado. Los estímulos de consumo y la inmediatez del mercado, dijo, llevan a los sectores más vulnerables de la sociedad a buscar su valoración tomando como base modelos de éxito equivocados. Esa es una de las tantas razones por las que la educación, como medio de superación, pasa a segundo plano.

De este modo, la tarea de todos, principalmente de la familia y los centros educativos, es ayudar a reconstruir el tejido social, pues éste no lo logrará solo. “Debemos reconocer nuestra humanidad como posibilidad de crecimiento, sin separar los pies de la tierra. Una virtud moral insoslayable en la labor educativa trascendente, y en la vida, es la solidaridad. Ella nos permite crecer con madurez y sentido”.

Finalmente, el Rector manifestó que el hombre es capaz de muchas cosas, como alcanzar un sinnúmero de conocimientos a través de distintos métodos, el reto de los formadores educativos consiste en valorar cuáles son los más efectivos para elevar la calidad del binomio enseñanza-aprendizaje.

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments