Comparte Ciudad Juárez sus estrategias contra la violencia
Arturo Valenzuela Zorrilla
Arturo Valenzuela Zorrilla, miembro de la Mesa de Seguridad de Ciudad Juárez compartió sus experiencias, errores y estrategias para lograr que de ser la ciudad más violenta del mundo, sólo les quede el estigma.

San José del Cabo, Baja California Sur.- Tras su participación en la reunión de la Mesa de Seguridad y Justicia de Baja California Sur, misma que se desarrolló en Cabo San Lucas, el invitado especial Arturo Valenzuela Zorrilla, miembro de la Mesa de Seguridad de Ciudad Juárez, compartió algunas de las estrategias que lograron que de ser la ciudad más violenta del mundo, sólo les quede el estigma.

Recordó cómo era vivir en el infierno, en guerra constante, cuando veían a personas en las calles ametralladas por montones con armas de asalto, “cosa que ya no sucede, bajamos nuestra incidencia de homicidios de 33 por cada mil habitantes, lo que nos hace estar muy lejos de muchas ciudades del país y del extranjero, sólo falta quitarnos el estigma”

Valenzuela Zorrilla, se dijo orgulloso de ser parte de quienes se quedaron a trabajar por la recuperación de Ciudad Juárez y refirió que el lograrla, fue todo un proceso de confianza y cercanía entre la ciudadanía y las autoridades.

“En un inicio entre las autoridades y la ciudadanía había mucha desconfianza, pero poco a poco fuimos teniendo la sensación de que éramos un equipo y de que si fracasaba la PGR fracasaba Juárez, que si fracasaba la ciudadanía fracasaba Juárez, si fracasaba el Alcalde también Juárez y así fue que se generó confianza y por ende, los avances”, manifestó.

Por lo anterior, el mensaje que compartió con los sudcalifornianos fue muy optimista, pues refiere a que la seguridad es un problema que depende de cada uno de nosotros, subrayó que no es exclusivo de las autoridades, se necesita de la participación de cada uno de los ciudadanos, para así lograr estabilidad, seguridad y justicia lo más pronto posible.

Acerca de las problemáticas que en estos días conoció existen en Los Cabos, tales como el robo a transeúntes, robo a carros o de material como el cobre, según su experiencia se deben a dos principales factores: el consumo de drogas entre la población y la falta de regulación de ciertos comercios como los yonkes, las casas de empeño y las recicladoras.

“Por ejemplo con los yonkes, si nos ponemos a investigarlos y regularizarlos, pasan dos cosas, la gente que lo roba ya no tiene dónde venderlos y no es un crimen que valga la pena cometer; además hicimos campañas de concientización entre la ciudadanía como marcar los cristales y espejos de los carros con el número de serie, lo cual hace menos atractivo el botín para quien se lo roba”, detalló.

Otro de los esfuerzos que han realizado en esta materia, es modificar leyes para que el que compra los autos también sea responsable de lo que está comprando y así luego no se escuden bajo el argumento de que estaban actuando de buena fe, pues recordó que así se defendió el propietario de una de las recicladoras más importantes de Juárez en donde encontraron al menos 100 autos robados.

“El tráfico de metal es un problema  muy importante, la venta clandestina de partes también tiene que ser regularizada, las casas de empeño, todas esas apuntan a un solo problema, que es la cantidad de jóvenes que son adictos a sustancias que modifican la conciencia y esto les hace tener que conseguir el dinero de dónde sea y eso es robando a transeúntes, automóviles, autopartes y habría que ver el consumo de refacciones”, finalizó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments