«Entramos en recesión»

El ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, aseguró ante los legisladores británicos que «nuestras prioridades son la estabilidad, el crecimiento y los servicios públicos».

Londres.- El gobierno británico anunció el jueves una serie de aumentos de impuestos y un gasto público más estricto en un plan presupuestario estricto que, según dijo, era necesario para reparar las finanzas públicas del país. También reveló que se pronostica que la economía se contraerá un 1.4% en 2023, anunciando oficialmente la recesión.

«Hoy entregamos un plan para enfrentar la crisis del costo de vida y reconstruir nuestra economía. Nuestras prioridades son la estabilidad, el crecimiento y los servicios públicos. También protegemos a los vulnerables porque ser británico es ser compasivo y este es un gobierno conservador compasivo», dijo el ministro de finanzas Jeremy Hunt en su intervención ante el parlamento británico.

Estimó que el país ha entrado en recesión y que la inflación británica se situará este año en el 9.1% interanual y en 2023 al 7.4%. Además, dijo que congelaría las desgravaciones del impuesto sobre la renta hasta 2028 y reduciría el umbral por encima del cual se paga la tasa máxima del impuesto sobre la renta del 45% de 150 mil libras a 125 mil 140 libras (148 mil 053 dólares / 2 millones 870 mil 530 pesos mexicanos).

El ministro de finanzas británico está «pidiendo más a quienes tienen más», ya que también estableció planes para congelar los umbrales para el seguro nacional y el impuesto a la herencia. Los que ganen más de 150 mil libras pagarán algo más de mil 200 libras extra al año.

Hunt resaltó que el Reino Unido no es el único país que enfrenta un incremento en la inflación y que es la «enemiga» de la estabilidad, ya que perjudica a los grupos con menores ingresos y puede provocar estallidos sociales.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments