Es que tenía miedo a enfermarse.

Pasó 63 años sin bañarse

Amou Haji fue conocido como “el hombre más sucio del mundo” porque se negaba a bañarse por miedo a enfermar.

Irán.– El hombre más sucio del mundo ha muerto a los 94 años. Amou Haji ostentaba este título porque pasó más de medio siglo sin bañarse.

Originario de Irán, murió este domingo 23 de octubre en el pueblo de Dejgah, provincia de Fars, donde lo dieron a conocer como el hombre más sucio del mundo.

Ello, porque pasó seis décadas sin tocar el agua por miedo a enfermarse y en 2013 un documental titulado “La extraña vida de Amou Haji” dio a conocer su caso.

¿Quién era el hombre más sucio del mundo que murió a los 94 años?

Amou Haji, mejor conocido como el hombre más sucio del mundo, era un adulto mayor en situación de calle que se negaba a bañarse, aunque distintos activistas le ofrecieron la posibilidad de hacerlo.

En total, acumuló 63 años sin una ducha porque temía enfermarse y, paradójicamente, su sistema inmunológico era fuerte y vivió mucho más que el promedio de ciudadanos en Irán, donde los hombres tienden a fallecer a los 77.

Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte del hombre más sucio del mundo, pero se especula que no tuvo nada que ver con su falta de higiene, sino que pudo haber sido por su avanzada edad.

El hombre más sucio del mundo gozaba de buena salud

El hombre más sucio del mundo tenía buena salud, aun cuando vivía rodeado de basura, agua estancada y animales muertos en descomposición.

Hace 8 años, Amou Haji se sometió a un examen frente al doctor Gholamreza Molavi de la Escuela de Salud Pública de Teherán, arrojando resultados negativos en pruebas de ETS, Hepatitis y parasitología.

No tenía bacterias ni riesgo alguno y el equipo de médicos que lo atendió cree que pudo deberse a que las condiciones extremas en las que vivía lo obligaron a desarrollar un sistema inmune resistente.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments