Advirtió el Obispo. “Ya estoy lo suficientemente viejo como para no tenerle miedo a nada”, señala.

“No voy a callar ni dejaré de actuar”

La Paz, Baja California Sur.- El obispo de La Paz, Miguel Angel Alba Díaz advirtió que no dejará de señalar, y aseguró que no pecará de omisión.

A pesar de que digan “el obispo va a hablar otra vez de lo mismo… me vale lo que piensan,  no voy a pecar de omisión, no voy a callar ni dejaré de actuar”, advirtió durante la homilía celebrada este domingo en la Catedral de Nuestra Señora de La Paz.

El religioso señaló que algunos de sus feligreses le preguntan: “Señor Obispo, ¿ no le da miedo que le hagan algo?  Usted habló de los malos que fueron a Los Planes, ¿no tiene miedo?”

“Pues me lo aguanto”, les responde.

“Ya estoy lo suficientemente viejo como para no tenerle miedo a nada. No dejo viuda, no dejo huérfanos”, agregó el obispo.

“Tenaces, perseverantes y tercos, así quiero yo a los evangelizadores. Oportunos e inoportunos”, pidió a la grey católica.

“La verdad nos hace libre, la libertad no nos hace veraces… si tú te dejas envolver por mis palabras, no vas a ser libre, vas a ser manipulado… aunque yo tengo mis datos”, aclaró.

“Acepta tu verdad”, insistió finalmente.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
jjose gustavo alvarez
jjose gustavo alvarez
3 months ago

Haber si nos cae el veinte a los sudcalifornianos pecadores de omisión; cuantos decenios desde que el territorio se convirtió en Estado, hemos dejado pasar, hemos dejado hacer, hemos permanecidos de brazos cruzados y con la boca cerrada, por ello, quienes han gobernado al estado, lo han movido como mueven sus patas, sabedores que nosotros como pueblo no decimos ni madres; hoy las cosas se han puesto peores de como estaban ayer, descarados, nepotistas, mentirosos , cinicos y borrachales, eso me parece son las personas que hoy desgobiernan Baja California Sur, e insisto y lo hacen burda y descaradamente, les vale madre, efectivamente no temen a dios, y mucho menos al pueblo, pero tenemos que dejar la pasividad de lado, si queremos verdaderamente trasformar nuestra entidad, empecemos por trasformarnos nosotros mismo cambiando esa actitud de apatía, sobre todo política, para exigir a quienes en mala hora llevamos al poder, que rindan cuentas, que sean trasparentes, hablen con verdades y no con verdades a medias como lo hacen, en el pueblo no nos podemos dar el lujo de continuar con esa actitud, pues hoy los hijos y parientes de los que están en el poder actual, se preparan para seguir administrando las pobrezas y desigualdades de la gente, y eso no debemos permitirlo mas; todos se tienen que ir, si uno solo queda enquistado en el gobierno no habrá ninguna trasformación, es el pueblo quien tiene que actuar para ser diferentes y nunca mas los mismos; ello los de la nueva me parece mafia del poder deben ser desterrados, y solo el pueblo unido y activo puede lograrlo, mientras estos personajes siguen haciendo y deshaciendo con todo tipo de recursos del pueblo; no debemos seguir siendo omisos, tengamos dignidad, ya basta.