Por decisión unánime en Las Vegas.

Venció el “Canelo” a Gennady Golovkin

Los últimos 12 rounds tuvieron mucha intensidad del mexicano. Por su parte, el kazajo fue de poco a más, para darle mucho sabor a la contienda. El cloroformo no llegó, pero sí se vivió una guerra en el cuadrilátero

Las Vegas.- Culminó este sábado, una de las trilogías que tendrán un lugar en la historia del boxeo. 36 rounds disputaron el Canelo Álvarez y Gennady Golovkin.

Los últimos 12 rounds tuvieron mucha intensidad del mexicano. Por su parte, el kazajo fue de poco a más, para darle mucho sabor a la contienda. El cloroformo no llegó, pero sí se vivió una guerra en el cuadrilátero.

La trilogía se inclinó para el Canelo Álvarez, quien se repuso de la dolorosa derrota ante Bivol. Una decisión unánime con tarjetas de 116-112, 115-113 en dos ocasiones. Las dos derrotas de Golovkin fueron a manos de Santos Saúl.

Desde el primer asalto el Canelo Álvarez salió más propositivo que su rival. El kazajo lució lento, tiró pocos golpes. La estrategia del mexicano fue tratar de dañar las zonas blandas para que el rival descuidara la guardia y conectar a la cabeza.

Lo cual le resultó, pues apenas en el segundo asalto, Golovkin ya lucía con la cara dañada. El mexicano fue al frente, haciendo que su oponente caminara hacia atrás. Señal de superioridad. Canelo estaba en busca de cumplir su palabra, noquearlo.

Para el quinto asalto los puños del Canelo impactaron el rostro de Golovkin, sus piernas tambalearon, pero no fue suficiente para tirarlo, aunque el aviso ya había llegado y el público ya estaba ansioso por ver caer a Golovkin.

Pero el kazajo no se daba por vencido. En el noveno round Golovkin sacó su experiencia a relucir y puso en aprietos al mexicano, que sintió un izquierdazo que lo hizo retroceder a las cuerdas. Los mexicanos en la T-Mobile enmudecieron, los pocos kazajos se agitaron.

Esta reacción de Golovkin encendió la pelea. Una llamada de atención para Canelo para no confiarse.

Los últimos rounds fueron intensos. Ambos intercambiaron golpes, la expectativa era tanta que la arena enmudecía por momentos.

El último asalto fue especial. Además de la intensidad, dejó una de las postales que se repetirá de generación en generación, un abrazo de respeto entre el ‘Canelo’ y ‘GGG’. La batalla que tuvo un odio personal y deportivo.

“Gracias por que le dimos a la gente tres grandes peleas. Gracias Golovkin, gracias por todo. He pasado momentos difíciles en mi vida y hay que seguir adelante, las derrotas son buenas”, dijo con respeto el ganador de la pelea.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments