Lamenta Oceana. “Castigo ejemplar para evitar otro desastre ecológico” pide.

Balandra, desprotegida

La Paz, Baja California Sur.- Un “castigo ejemplar para evitar otro desastre ecológico” es el que Oceana pide para el o los responsables de la contaminación de Balandra tras el hundimiento, la madrugada de este domingo, de un yate de 24 pies de eslora que derramó combustible y aceite en el agua de la icónica playa paceña.

 Oceana, una  organización internacional enfocada en la protección de los océanos mediante la recuperación de las pesquerías, promoción de energías limpias y creación de áreas marinas protegidas lamentó que lo sucedido con la embarcación turística Fortius que derramó hidrocarburos y contaminó la playa “haya puesto en peligro la vida marina que esta Área Natural Protegida busca preservar”.

“Balandra ha sido ejemplar en la protección del hábitat de manglar, como lo reconoce el ranking publicado por Oceana en el 2021”, agregó.

“Las Áreas Naturales Protegidas de México son vulnerables, pues no tienen las herramientas para implementar los programas de manejo. Balandra es un ejemplo de ello, donde las embarcaciones incumplen constantemente horarios de visita e ingresan más de 400 personas diarias, que es el máximo permitido. Esto debido a la falta de inspección y vigilancia para lo que se necesitan recursos humanos, técnicos y económicos”.

Miguel Rivas, director de Santuarios Marinos en Oceana insistió en la necesidad de “preservar efectivamente las Áreas Naturales Protegidas de México”.

“Que se determinen los impactos de este accidente y se apliquen sanciones ejemplares. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) debe establecer las sanciones correspondientes de acuerdo a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente”, exigió.

“En el caso del incidente en Balandra, en el plan de manejo de esta Área Natural Protegida se establece claramente que no se permite el acceso a embarcaciones motorizadas, por lo que la sanción tiene varias faltas: haber entrado, haber jugado con bengalas y el derrame con contaminación. Se trata de un deliberado incumplimiento del programa de manejo por zona y horario”, acusó.

“Este lamentable accidente es la oportunidad para que los programas de manejo de las Áreas Naturales Protegidas sean actualizados de acuerdo a los retos actuales de México en materia de conservación, así como contar con los recursos necesarios para su cumplimiento, como lo mencionó Oceana en su ranking de Áreas Naturales Protegidas marinas hace un año”, puntualizó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments