¿De verdad se va a proceder penalmente contra los infractores del huachicoleo a gran escala que padecemos en tierras cabeñas?

Huachicoleo en Los Cabos

En un video compartido en diferentes redes sociales, el alcalde de Los Cabos, Oscar Leggs, recientemente hizo pública la denuncia del descubrimiento de una toma clandestina conectada al conocido pozo 4 en Cabo San Lucas. Se dice que de ese pozo salía un tubo de cuatro pulgadas que alimentaba a un conocido hotel de la zona de la bahía de este puerto, sin que se mencionara su nombre.

El descubrimiento de dicha toma se dio de forma accidental, pues para hacer unos trabajos de mantenimiento en el acueducto los trabajadores del OOMSAPAS, desconectaron la corriente eléctrica de dicho pozo, y pasaron tremendo susto cuando de forma sorpresiva regresó el agua a la tubería con toda su furia. Fue así como se dieron cuenta de que alguien ajeno al organismo del agua potable había vuelto a conectar la bomba poniendo en grave riesgo la integridad física de los trabajadores municipales que laboraban en el sitio. Y ahí mismo fue que descubrieron la toma clandestina.

No causa ninguna sorpresa el que se haya hecho este descubrimiento, con el que se estaba hurtando el agua de la población por parte de un hotel, lo que si es memorable es que se denuncie públicamente por la máxima autoridad municipal. Esperamos que se sancione a los responsables de este atraco a la sociedad, y se castigue tanto a los particulares como a los funcionarios que se compruebe que incurrieron en algún acto de corrupción, complicidad u omisión, tal como lo ha prometido el mismo edil en el video referido.

Desde administraciones pasadas se ha señalado reiteradamente que el 40% o más, -nadie sabe a ciencia cierta-, que nuestro escaso recurso hídrico se pierde por fugas o huachicoleo.

Este señalamiento año tras año, se ha quedado en eso. Acciones reales, legales constantes y efectivas hasta hoy, no se han tomado. No se conoce, al menos no públicamente, de ninguna empresa o persona física que haya sido multada, encarcelada o siquiera denunciada formalmente. Tal vez se haya dado el caso de que alguien fuera multado, pero no se ha puesto como ejemplo para los demás que cometan esta infracción.

Actualmente la Ley de Aguas Nacionales establece que esa conducta es una falta administrativa que amerita sanciones de ese mismo orden. Tampoco está previsto que una autoridad judicial puede conocer de este tipo de casos.  ¿Así cómo pues? Por eso estamos como estamos.

En la Ley de Aguas del Estado de Baja California Sur, en el artículo 94, se establece que… “Las personas que utilicen los servicios públicos de manera clandestina deberán pagar las tarifas que correspondan a dichos servicios y, además, se harán acreedores a las sanciones administrativas que se señalan en esta Ley y, en su caso, a las sanciones penales relativas.

¿Meh? ¿De verdad se va a proceder penalmente contra los infractores del huachicoleo a gran escala que padecemos en tierras cabeñas? Porque de ser así sería muy útil que el OOMSAPAS contratara los servicios de alguna empresa profesional que utilizando vigilancia satelital de última generación detectara fugas y tomas clandestinas como se está haciendo actualmente en el municipio de Torreón, Coahuila.

Sin duda que lo denunciado por el alcalde cabeño, puede sentar un precedente de gran trascendencia en esta administración porque el descaro con el que se hurta el agua potable a los ojos de todo el mundo es de escándalo.

De nada sirve que se amplie el abasto de agua potable si no se remedia el robo del vital recurso.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Irma Bobadilla
Irma Bobadilla
1 month ago

La impunidad premia al delito, induce a su repetición y le hace propaganda, estimula al delincuente y contagia su ejemplo. Eduardo Galeano