Exigían que los soldados pagaran pollos rostizados que habían ordenado a un restaurante.

Rodean repartidores de comida cuartel militar

 El grupo de trabajadores se manifestó afuera de las instalaciones de la XII Región Militar de Irapuato exigiendo el pago de los alimentos entregados

Irapuato, Guanajuato.– Operadores de la aplicación Uber Eats y Rappi, que se desempeñan como repartidores de comida rápida, realizaron una manifestación a las afueras de un cuartel militar localizado en Irapuato, exigiendo el pago de unos pollos rostizados que les fueron entregados la noche del 10 de mayo.

El grupo de repartidores dijo que la noche del martes, los aparentes soldados del Octavo Regimiento Blindado, solicitaron la comida del restaurante “Pollo Feliz” a través de la aplicación de Uber, sin embargo, una vez que los recibieron, se negaron a pagarlos.

Según lo relatado, a las 19:30 horas de ese día, un militar recibió los pollos en la puerta principal, argumentando que no tenía cambio para pagar, que iría a cambiar al casino. No obstante, ya no regresaría.

Ante lo ocurrido, un grupo de repartidores tomó la decisión de manifestarse al exterior del “cuartel” a causa de lo que calificaron como “un robo”.

Al mismo tiempo, difundieron fotografías y mensajes en redes sociales donde exhibían la manifestación y denunciaron que durante la protesta, un hombre vestido de civil que se identificó como integrante del Grupo de Información de la Región Militar, les dijo que se retiraran porque “nadie les pagaría ni un solo peso”.

Dirigiéndose a los mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), solicitaron que se hicieran responsables del actuar de la tropa y que “pongan orden”. Concluyen: “No es justo que actúen como viles delincuentes”

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments