Descarta la PGJE un ataque directo contra los asistentes al encuentro deportivo.

Fueron “balas perdidas” las que hirieron a los niños en el campo de béisbol

 La Paz, Baja California Sur.- Fueron “balas perdidas” las que lesionaron a los dos menores que la mañana de este domingo se encontraban en un encuentro deportivo en un campo de béisbol del arroyo El Piojillo en la paceña colonia Agua Escondida y no un ataque directo, aclaró la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Ambos menores, de 5 y 9 años de edad, se encuentran fuera de peligro añadió la dependencia.

Fue al filo de las 12 del día cuando los dos niños ingresaron a urgencias del Medical Center, uno con lesión en la pierna y otro en el pómulo, producidas  por proyectiles de arma de fuego.

Ambos niños están fuera de peligro y de acuerdo a las primeras investigaciones y entrevistas con testigos, “no se trató de un ataque directo contra los menores, sino de balas perdidas”, insistió la dependencia.

Agentes Estatales de Investigación Criminal (AEIC) y peritos adscritos a la Dirección de Servicios Periciales, al presentarse en la escena se entrevistaron con el padre de los menores quien informó que se encontraba en el campo del Piojillo donde sus hijos, de 9 y 5 años, estaban jugando béisbol, y “de repente escuchó un ruido muy fuerte y después oyó a sus hijos quejarse”. Fue ahí cuando se percató de que ambos estaban heridos por lo que  los subió a su vehículo particular para llevarlos al hospital.

“Peritos de la Dirección de Servicios Periciales, llevaron a cabo el procesamiento del lugar, en busca de indicios que se adjuntarán a la carpeta de investigación que apertura el agente del Ministerio Público de la Unidad de Imputado Desconocido, para aclarar estos hechos”, señaló la PGJE.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments