Finalmente caí en las garras del mortal bicho.

Falso negativo

Después de haber salido invicto de contraer el virus de moda, durante todo el tiempo que llevamos en pandemia, finalmente caí en las garras del mortal bicho.

Me ufanaba yo de poseer cierta inmunidad a la enfermedad, pues había tenido mucho contacto directo con personas cercanas a mí que contrajeron el virus. Prácticamente todo mi círculo familiar se había contagiado en algún momento menos mi familia y yo.

En estas andaba yo muy quitado de la pena asistiendo a cuanta reunión me invitaran sin tomar mayores precauciones, envalentonado también por contar con mis tres dosis de vacuna, dos de Pfizer y el refuerzo de AstraZeneca.

Pero tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe. Y tómala, que este 5 de enero empezando apenas el 2022, me hace crisis el contagio y a partir de ese momento pude entrar por la puerta grande a las estadísticas de los contagiados de la primera pandemia de nuestro siglo.

Puedo decir que me fue bastante bien, aparentemente, la verdad es que a estas alturas todavía no podemos saber cómo nos afectará a largo plazo haber contraído esta enfermedad, nadie lo sabe, todavía es muy pronto para saberlo.

Cabe mencionar que al segundo día de que se me detonaron los síntomas me hice la prueba rápida de Covid y el resultado fue negativo, por lo que asumí, equivocadamente, que no tenía el virus. Y los síntomas que presenté no cuadraban con lo que a mi entender era Covid. En mi caso, los primeros cinco días, tuve fuertes dolores de cabeza, musculares, ojos enrojecidos, fatiga, escalofríos, sudoración, sobre todo en las noches, un poco de tos, algo de fiebre y era todo por lo que pensé que sería otro tipo de infección. Este cuadro desapareció casi por completo para el día 12 de enero, pero el lunes 17de este mismo mes se me detonó una nueva sintomatología, con tos, catarro, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, sueños obsesivos. Algo como una gripe, pero aumentada.

Me volví a hacer la prueba, esta vez la PCR, y el resultado fue positivo a Covid-19.

Así estuve hasta el sábado 22, para finalmente, este lunes 24 de enero, despertar ya sin síntomas. Quiero pensar que, si no hay síntomas, tampoco debe persistir la infección viral.

¿Pero cómo saberlo? Las pruebas que se realizan no son concluyentes, está demostrado que se puede tener el virus y el resultado de la prueba ser negativo.

  Así lo dice la misma hoja que entrega el laboratorio…” Un resultado negativo no excluye de padecer la infección por SARS-COV-2 y no debe de usarse como la única base para el tratamiento u otras decisiones de manejo del paciente.”

¿Qué tan probable es que una prueba de diagnóstico para Covid de un resultado falso negativo? De acuerdo con lo que dice la Sociedad Andaluza, SANAC, de análisis clínicos, de España, un 30% de las pruebas realizadas tanto a personas sintomáticas como asintomáticas darán un resultado equivocado.

Esto, como lo fue en mi caso,  puede tener graves consecuencias pues alguien infectado puede contagiar a una gran cantidad de personas pensando que no es portador del virus. Después de que toda mi familia había estado exenta del contagio, ahora resulta que todos mis hijos con los que he tenido contacto, cuatro, están contagiados. Afortunadamente con síntomas muy leves.

Así que mis escasos lectores, no se confíen, si se sienten mal más vale que piensen que es Covid-19, y extremen precauciones.

 Y en el caso de los varones deberían de preocuparse seriamente, pues según algunos doctores el virus puede provocar una reducción en el tamaño del pene de hasta 4 centímetros. Eso dicen.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Pacho Cerecer
Pacho Cerecer
2 months ago

Que bueno que te aliviaste…pero ten cuidado, el Corona deja efectos posteriores, algo de perdida de memoria, mas lentitud en movimientos y pensamientos….predisposicion a mas enfermedades….si quieres abrir la puerta de un carro que no es tuyo, pero es del mismo color….tienes problemas.