Profr. Sergio Burgoin.

Aquella iniciativa de ley

Partiendo de la tesis de que el periodismo es un trabajo y como tal debe ser pagado, la anarquía en la entidad (y el país) es escandalosa. Hasta hace unos diez años los periodistas estaban obligados, por la necesidad, a recurrir a cualquier práctica con el fin de allegarse recursos. Era hasta lastimoso y degradante ver a los periodistas “cazar” funcionarios para pedirles un apoyo. La Secretaría de Finanzas y Comunicación Social hacían convenios de palabra con algunos y formaban en las dos dependencias. Hace años que no concurro a las oficinas de Palacio y por lo tanto no sé si sigan formando “y esperando funcionarios”.

En la sexta legislatura (1990-93) fue diputado plurinominal el compañero Sergio de Jesús Burgoin, militante del PAN. Algunas veces concurrí a su cubículo y entre las opiniones surgió el tema de los periodistas. Acordamos que yo trabajaría una iniciativa para que él la presentara. Partimos del contexto de que a los periodistas les pagaba el gobierno, y la iniciativa partió de esa concepción.

Apunté que ante la anarquía existente debería organizarse la práctica y ser definitivamente el gobierno el que aportara las cantidades para los periodistas. Que cada periódico presentara ante finanzas la relación de sus periodistas y ésta, finanzas, aportara el monto de los “trabajadores de la tecla”. Que cada periódico seleccionara a los periodistas con los que adquiriría relaciones laborales, es decir, el periodista no andaría formando en alguna dependencia, y eso sí, cada quincena iría al periódico a que le pagara. Esto de ninguna manera sería denigrante y el contratado tendría garantías laborales y sería inscrito en el Seguro Social. Esta práctica serviría para dar orden al trabajo y el periodista no sentiría alguna pena por ir a cobrar al periódico.

Esta práctica fortalecería el ejercicio ya que el medio de comunicación contrataría a los mejores. En la iniciativa se apunta el que periodista que mantuviera el vicio de pedir chayote, inmediatamente sería despedido.

La iniciativa concluye que de cualquier manera al gobierno le sale caro contratar tanta “publicidad” con los medios de comunicación; ordenar las relaciones entre empresas, gobierno y periodistas contratados. No es lo mismo formar en los periódicos que formar en Finanzas y Comunicación Social.

Por ese rumbo iba la iniciativa. Causó revuelo y varios periodistas se refirieron a ella. Y obviamente no pasó. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Las condiciones actuales son muy distintas a las de hace 30 años. Ahora hay varios periodistas que tienen carrera profesional; que trabajan en la radio, televisión y diarios digitales. En todos hay periodistas que escriben diario o con regularidad. Hasta son conocidos sus nombres. Hay digitales en los que colaboran más de diez periodistas. ¿Los profesionales y los que no, recibirán pagos de los periódicos o de Finanzas? ¿O andarán a “salto de liebre?

Estoy convencido que el trabajo del periodismo se debe regular: que no sea el patrón el gobierno, que se inscriban en el Seguro Social, que haya vacaciones y salarios decorosos cobrados en los medios de comunicación… que no haya agandalle de algunos que viven más que la justa medianía. Pero claro, ganarían más los mejor preparados. Cuando los veo en la tele o en periódicos me pregunto si tendrán la libertad de que hablaba José Martí… que brillan con luz propia…

Alea Jacta Est.- 21-10-21-

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments