Al principio, yo supuse que se trataba de otra de las muchas fake news que le inventan a Lopez Obrador.

Tren maya, banderazo de salida, qué pena

Al principio, yo supuse que se trataba de otra de las muchas fake news que le inventan a López Obrador. Para mis adentros pensé, no inventen, ¿Cómo se les puede ocurrir hacer un montaje tan chafa del banderazo de salida del tren maya? ¿Quién va a creer que el presidente va a exhibir un tren viejo, destartalado, oxidado y de remate grafiteado como símbolo de uno de sus proyectos más innovadores, moderno y futurista?

Pero efectivamente, así fue. No era una fake news. Ante los ojos de todo México y el mundo Andrés Manuel López Obrador, arrancó el 1 de junio oficialmente su magna obra con un tren que da pena ajena. Lo único que faltó es que fuera lleno hasta el tope de indocumentados como usualmente circulan esos trenes del sureste mexicano.

Definitivamente muchas de las buenas intenciones de López Obrador, terminan siendo un fiasco, por sus torpes operadores políticos. Sería muy sano saber a quién le encargaron la logística de la organización de tan importante evento, y proceder a ponerlo de patitas en la calle por inepto. Expuso al Presidente de la República al ridículo.

Cuando menos se hubieran gastado mil pesos de pintura para darle una manita de gato a los vagones que saldrían en televisión.

Esta falta de cuidado por los detalles demuestra improvisación, poco profesionalismo, mediocridad y una visión muy chata de quienes están al frente de estos proyectos, por decir lo menos.

¿Dónde estuvieron Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo y Javier Jiménez Espriú, director de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes supervisando la realización del evento de arranque?

Se entiende que el presidente no puede estar al pendiente de estos detalles, para eso están sus funcionarios, que al parecer conspiran para poner en mal a su jefe.

Este bochornoso arranque del proyecto forma parte de la larga lista de desatinos, imprecisiones, incongruencias y mal manejo del Tren Maya. Al frente de esta encomienda se supone que debe estar un profesional dando solución a todos y cada uno de los desafíos de esta obra lo que al parecer no está ocurriendo.

El personaje en cuestión es el ingeniero civil, Ocampo Carlos Orozco, de quien se dice que tiene más de 20 años como especialista en asuntos ferroviarios, mismo que fue designado director del proyecto desde enero del 2019.

Se ha vuelto una constante en esta administración que todos los yerros y desatinos de los funcionarios federales terminen siendo ventilados en las conferencias mañaneras donde día a día el presidente Obrador tiene que salir a dar la cara por sus subalternos. Mientras que estos tranquilamente se voltean para otro lado esperando que alguien venga a limpiar su tiradero, como ha pasado con este malogrado banderazo de salida del Tren Maya.

Sería muy bueno por el bien de la república que se mostrara mayor cuidado en la ejecución de los diferentes programas y megaproyectos.

Solo faltó que el día del banderazo de salida se hubiera dibujado a mano con marcador sobre cartulinas, la ruta del Tren Maya, lo que no hubiera causado ninguna sorpresa.

A ese nivel parece que estamos con algunos funcionarios federales.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments