Juro por Dios, que ese 23 de marzo, no me gustó desde su amanecer.

Frente

En Baja California Sur trabajamos unidos Estado, Federación y municipios para hacer frente a la emergencia generada por el Covid-19, un tema de salud, pero también de seguridad en donde no hay diferencias y todos estamos alineados para tomar las mejores decisiones”, señaló el gobernador Carlos Mendoza Davis luego de encabezar la sesión ordinaria de la Mesa de Seguridad en la que participan las fuerzas del orden público estales, municipales y federales así como de la Marina y del Ejército Nacional.
Reunidos en la Sala de Gobernadores de Palacio de Gobierno, donde se guardaron los protocolos del sano distanciamiento, es decir 1.5 metros entre una persona y otra, Mendoza Davis consideró importante tomar todas las acciones previsibles, pues como era de esperarse, el Coronavirus llegó a la Entidad, por lo que es necesario reforzar las medidas de prevención; y sobre todo, reiteró la convocatoria a las y los ciudadanos para que aporten la parte que les corresponde, atendiendo las indicaciones de las autoridades de salud, a fin de evitar al máximo el contagio.
“La trascendencia de esta reunión es que el Comité de Seguridad en Salud, hizo del conocimiento de quienes integran la mesa de seguridad, el avance que tenemos en preparativos y acciones que se han tomado para enfrentar la crisis generada por la presencia de COVID -19. Es importante señalar que el Comité de Seguridad en Salud tendrá que trabajar muy de la mano con la Mesa de Seguridad, porque sin duda alguna son las instituciones de seguridad las que nos van a ayudar a implementar y a que se cumplan medidas y acuerdos que se vayan tomando”, precisó.
El ejecutivo estatal insistió que se desarrolla un esfuerzo conjunto, trabajando todos en el mismo sentido, pues se trata de un tema de seguridad, pero también de neutralidad política en donde no hay diferencias y todos están alineados para tomar las mejores decisiones para que esta emergencia tenga los mínimos efectos en Baja California Sur.
Durante este encuentro, al que asistieron el secretario de Salud, Víctor George Flores y la doctora Ana Luisa Guluarte, coordinadora de la Estrategia Estatal para la Mitigación del COVID-19, se presentó a los integrantes de la Mesa un panorama general de la situación que vive el estado en estos momentos, acciones y previsiones necesarias para superar esta contingencia.
“La participación de la ciudadanía será determinante, reiteró el mandatario sudcaliforniano, y sumado a la coordinación que se ha dado entre las instancias de los tres niveles de Gobierno, confiamos en que saldremos adelante”, finalizó.

Día X.

Juro por Dios, que ese 23 de marzo, no me gustó desde su amanecer. Un ladrón se había llevado de mi casa mi máquina de escribir. La grabadora. Y cámara. Utensilios básicos.
Ese día llegaba Luis Donaldo Colosio candidato presidencial. Y había que cubrir la información. Mi compañero Antonio Alcántar (qepd) llegamos a la explanada del aeropuerto a punto del aterrizaje del jet donde venía Luis Donaldo. En la avanzada venía el general Domiro García. Al verme me hace una seña. «Acércate». Y me colocó en lugar privilegiado. Saludo al candidato. No me ve a los ojos. Ausente. Sale del grupo pequeño que lo recibió. Y se sube a una mini blazer verde con rayas blancas. Y se va.
Una nutrida, cerrada agenda desahoga en La Paz. Uno de esos eventos en la explanada del Teatro. Un coro excepcional le canta muy bonito. Canciones proféticas.
Se va pasadas las cuatro de la tarde a Tijuana. Y yo al periódico. Y ahí mi director me dice: dirige hoy. Haz el periódico. Yo tengo un compromiso.
A las seis se sueltan los demonios. Llamadas. Rumores. Temores: Luis Donaldo fue balaceado.
Sostengo hasta las ocho esta cabeza de 8 columnas. Atentado contra Colosio.
A las nueve me llaman de México. Y me piden que ponga esta cabeza: LDCM herido. Lo trasladaron a USA. Y a las diez la definitiva. Y es la que quedó para la historia: Asesinan a Colosio.
El dolor. La tristeza. Rumores. Dudas. Impotencias.
A la una de la madrugada salgo a casa. Un frío de.muerte me da chicotazos en la frente. Y un dolor me aguijonea el alma.
A la entrada está mi perro Tobi ahuyando. Y en la cama Elizabeth llorando. Cuando me ve me pregunta ¿por qué lo mataron Jesús? ¿ Por qué? Muchos años sigo escuchando esa pregunta.
Mendigos asesinos.

Vidas Paralelas

Otro gasto está en puerta para cubrirlo por todos los mexicanos y es por la cancelación del Proyecto Constellation en Baja California, el gobierno mexicano tendrá que pagar 20 mil millones de pesos por indemnización. Equivale aproximadamente a casi 8 aviones presidenciales. Y este dinero le hace falta al país para afrontar la contingencia… Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments