Steve Berman y personajes locales, los presuntos responsables.

Al descubierto fraude de 20 mdd en “Boca del Salado”

Los Cabos, Baja California Sur.- El estadounidense Steve Berman y un grupo de personajes sudcalifornianos son ahora señalados por presuntamente orquestar un fraude por el orden de los 20 millones de dólares en el predio “Boca del Salado” que con una extensión de 232 hectáreas se encuentra ubicado en Cabo del Este, Baja California Sur.

Steve Berman y su hijo Tosh Berman pudieron concretar un fraude en tierras sudcalifornianas, gracias a la complicidad de personajes locales, de quienes iremos dando a conocer sus nombres en Peninsular Digital en su justo momento, según vayan apareciendo en la cronología de la historia.

En entrevista para Peninsular Digital habló el abogado José Antonio Duclaud de la firma Duclaud Abogados, quien lleva el caso del fraude “Boca del Salado” presuntamente perpetuado por el americano Steve Berman en tierras sudcalifornianas a la empresa Sian Ka An Inversiones SA de CV.

“Steve Berman estuvo ofreciendo el predio de las 232 hectáreas con su respectivo frente de playa a diversos inversionistas, tanto de nacionalidad española, como mexicana, esto, en los años 2005, 2006 y 2007; este sujeto (Berman), se hizo de dicho predio con un precio muy accesible, lo cual es perfectamente válido. Bueno, a finales del año 2007 y principios del 2008 llegó a un acuerdo de negocios con Sian Ka an inversiones SA de CV con inversionistas españoles”, explicó Duclaud.

“Se llegó a un acuerdo de negocios con este sujeto (Steve Berman) para comprarle la totalidad del terreno, o sea 232 hectáreas con su respectivo frente de playa; el negocio fue el siguiente: Berman vendía la totalidad del predio en 60 millones de dólares acordando con Sian Ka an inversiones SA de CV  un pago inicial de 20 mdd, al siguiente año 20 mdd más y, al cumplirse el segundo se entregaría la cantidad de 28 mdd; los ocho millones de dólares más fueron por los intereses que pidió el americano para dar el plazo de dos años.”

El licenciado José Antonio Duclaud agregó que “la idea de los inversionistas era crear un mega desarrollo turístico integral en dicho lugar; por ejemplo, hoteles, campo de golf, zona residencial, zona de tiempo compartido, etcétera; y para eso, se necesitaba la posesión del predio para dar inicio con las pruebas del suelo, lugar a desarrollar. Entonces, se celebró un contrato de fideicomiso en garantía traslativo de dominio con cláusula de reversión de propiedad en caso de incumplimiento en el saldo del precio”.

En documentos entregados a este medio, se pudo constatar que el acuerdo de negocios entre el presunto defraudador-americano Steve Berman y la empresa Sian Ka an inversiones SA de CV era muy claro; el fideicomiso era: pagar 20 millones de dólares, entregar la tierra, al año exacto, dar otros 20 mdd y al segundo 28 mdd para completar los 68 millones de dólares.

Además, en el acuerdo de negocios que celebraron ambas partes, el comprador, en este caso Sian Ka an inversiones SA de CV tenía el derecho de poder decir “ya no pago más” y, entonces el vendedor Steve Berman tenía dos opciones:

1.- Regresar el dinero (20 mdd), menos una pena convencional de 4.5 mdd (quedando en 15.5 mdd) y se revierte la propiedad del patrimonio.

2.- Quedarse con los 20 mdd y realizar una subdivisión en el predio, entregando la parte proporcional que constaba de 29.41% con metros lineales de playa proporcional.

“Cuando llegó la fecha para realizar el segundo pago de 20 millones de dólares, los compradores les dijeron a los abogados de Steve Berman que se necesitaba una ampliación de un año más, donde se le ofrecía un millón de dólares más por el pago de dicha ampliación porque se está buscando crédito; haciendo valer su derecho, Steve Berman se negó; automáticamente, el vendedor tenía que elegir entre las dos opciones que ya conocen: regresar 20 mdd, menos los 4.5 de la pena o quedarse con los 20 mdd y subdividir el predio para entregar el 29.41% con metros lineales de playa proporcional” añadió el titular de la firma “Duclaud Abogados” con sede en Cancún, Quintana Roo.

“Steve Berman elige la segunda opción, subdividir el predio y entregar la parte proporcional. A la hora de entregar la parte proporcional, lo que le entrega a la empresa Sian Ka an inversiones SA de CV es una duna, totalmente inservible y que se encuentra a la mitad del terreno.  Quiero decir que esa duna se descubrió en el primer año cuando se estaban realizando los estudios de mecánica de suelo, donde nos dimos cuenta de que dicha duna ocupa el 30.06% de la totalidad del predio. Esa duna mediante estudios que mandó hacer la empresa compradora arrojó que tenía tales características que era una superficie inconstruible, indesarrollable, inalterable, sin piedra abajo; esa duna se puede ver a simple vista, pero lo que no se sabía, era la profundidad que tenía la misma”.

Cuando Steve Berman intenta entregar la parte proporcional del 29.41% que es la duna a la empresa Sian Ka an inversiones SA de CV se materializa el fraude, el americano conocía bien desde el principio la duna; contrario a lo que dice el fideicomiso de venta, señalando que el predio en su totalidad es susceptible al desarrollo turístico integral.

“Steve Berman nunca dio a conocer que una tercera parte del predio que estaba comprando la empresa era una duna inservible; el fraude se configura desde el ocultamiento del objeto de venta, pero se materializa al cien por ciento el fraude al querer entregarle a mis representados en su totalidad la duna”, indicó el abogado.

Continuará…

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments