Para los hoteleros, la empresa es una “gran evasora”.

México, el paraíso fiscal para Airbnb

La Paz, Baja California Sur.- En la búsqueda de allegarse recursos para la promoción turística del país, el gobierno federal a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya tiene en la mira a plataformas digitales como Uber, Cabify, DiDi y Beat, las cuales podrán retener los respectivos impuestos a los socios y personas que se emplean en estos sistemas, como lo contempla la Miscelánea Fiscal 2019.

Pero, las disposiciones fiscales para este año no contemplaron a servicios de alojamiento y hospedaje de viajeros como Airbnb por lo que los “anfitriones”, por lo menos en México, no tributan como se hace en otros países.

De hacerlo, las arcas de la nación, recibirían vía Impuesto al Valor Agregado, por lo menos 2 mil 400 millones de pesos, según estimaciones de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras, cifra que equivaldría al 40 por ciento del presupuesto de promoción turística del país en el extranjero.

Por ello, el secretario de Turismo, Miguel Torruco ha anunciado que pugnará por que plataformas como Airbnb paguen impuestos a nivel federal como el IVA del 16%  y el 35% de ISR, pues aunque no hay datos precisos, se estima que los anfitriones de esta modalidad de hospedaje perciben ingresos por uno 38 mil 152 millones de pesos anuales.

En el caso de BCS, la plataforma Airbnb después de firmar, a inicios de año, una carta de intención con el gobierno estatal, empezó a captar y remitir a Finanzas estatales, el 3% por concepto de impuesto al hospedaje en la media península, donde se estima que existen 6 mil espacios listados en esta modalidad de hospedaje, que alojó a más de 100 mil viajeros durante el periodo comprendido de enero a julio de 2018.

En pocas palabras, el servicio prestado por Airbnb solo es gravado con un 3% de impuesto al hospedaje. Ni la empresa ni los “anfitriones” de esta modalidad ofrecida por particulares han contribuído con un solo centavo por concepto de IVA o ISR.

Con estos datos, es fácil darse cuenta de cantidad de dinero que ha dejado de percibir la federación por la falta de regulación fiscal de los servicios de hospedaje que ofrece esta modalidad.

Por esto, Asociaciones de Hoteles de los principales polos turísticos del país, consideraron “insuficiente sólo aplicar este impuesto, es necesario un marco regulatorio más robusto”.

“¿Qué si pagan 3% de impuesto al hospedaje? Si, pero para ellos no es nada, es un impuesto de risa. Ellos lo pagan con mucho gusto porque es una forma de decir me están regulando, pero además de eso deberían pagar el Impuesto sobre la Renta. El ISR lo pagan todos los que rentan sus bienes inmuebles”, concluyó el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Rafael García González.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments