¿Sabía usted que el 10 de julio del año 2010, Isaías González Cuevas consumó una operación financiera por 220 millones 616 mil 618 pesos, y que de los 586 supuestos trabajadores que se dice participaron en una huelga en el año 1994, no recibieron absolutamente un solo centavo?

Balconeando / La danza de los millones

Mal y de malas anda el líder nacional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, Isaías González Cuevas, no solo en lo político sino hasta en lo anímico, pues tal parece que ya no podrá ocultar el millonario contrato de compraventa de un hotel en huelga en Los Cabos, cuando según el expediente II-209/94, esto cuando todavía no se resolvía el juicio laboral entablado por la organización sindical en contra de la empresa Peza Construcciones, S.A. de C.V. en la Junta de Conciliación y Arbitraje del Estado de Baja California Sur.

Esta intrincada y oscura historia comenzó con una operación financiera que se resolvió el 10 de junio de 2010, y donde de acuerdo a la escritura pública 44 mil 861 expedida por el Notario Público Número 3, Carlos Arámburo Romero, el hoy todavía senador y amo y gran señor del PRI sudcaliforniano, firmó el contrato de compraventa del hotel con una superficie de 14 mil 619.74 metros cuadrados por la “mísera” cantidad de 220 millones 616 mil 518 pesos.

El contrato, bajo el folio 62345-6247, fue suscrito entre Isaías González Cuevas en su carácter de secretario general del Comité Ejecutivo del Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana, y José Rosario Álvarez Castillo, administrador único de la compañía Servicios, Proyectos y Construcciones de California, S. de R.L de C.V. La propiedad, motivo de esta operación multimillonaria se localiza en el lote marcado con el número 16 de la sección Marina de Cabo San Lucas, y está registrada con la clave catastral 402-003-016-021.

El vendedor de esta maniobra dijo llamarse Isaías González Cuevas, ser mexicano de nacimiento, originario de Acolman, Estado de México, nacido el 6 de julio de 1940 y con domicilio en Hamburgo número 250, Colonia Juárez, Delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México; por su parte el comprador se identificó como José Rosario Álvarez Castillo, ser mexicano de nacimiento, originario de Ocampo, San Luis Potosí, nacido el 7 de octubre de 1957 y con domicilio en Josefa Ortiz de Domínguez número 3150 esquina Sinaloa, Fraccionamiento California en La Paz, Baja California Sur.

Ahora bien, como antecedente preliminar se sabe que el bien inmueble es propiedad de un fideicomiso administrado por Nacional Financiera, registrado indebidamente el 30 de junio de 2008 a nombre del Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio en Los Cabos, esto después de que la empresa Peza Construcciones, S.A de C.V perdió un juicio laboral contra la CROC, bajo el número de expediente II-209/94, tras el estallamiento de una huelga iniciada en 1994.

En aquel entonces, la compañía constructora que desarrollaba el complejo turístico contrató a trabajadores afiliados al Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana, sin embargo a falta de pago estalló la huelga e inició un tedioso juicio laboral que hasta ahora el más largo de la historia de Baja California Sur, la cual duró hasta 16 años en ser resuelto y donde el gran perdedor de todo ello fueron los trabajadores del sindicato de la CROC.

El expediente con más de 10 mil hojas, tiene registrada la guerra legal que se desenlazó entre NAFINSA y la CROC a partir del año 2002, esto entre amparos, alegatos y promociones jurídicas.

Pero como “buen líder sindical”, Isaías González Cuevas ventajosamente y aprovechando el pleito jurídico, decidió vender, ceder y transferir la propiedad del bien inmueble en disputa legal a la compañía Servicios, Proyectos y Construcciones de California, S. de R.L de C.V. a pesar de la inscripción irregular que se hizo de la propiedad en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio del Ayuntamiento de Los Cabos.

Esto último fue acordado el 10 de julio de 2010 y así fue que se consumó una operación financiera por 220 millones 616 mil 618 pesos. Para quien lo haya olvidado, el Notario Público Número 3, Carlos Arámburo Romero, que fue quien registró la compra-venta y envió una inscripción preventiva al entonces director del Registro Público de la Propiedad y el Comercio del X. Ayuntamiento de Los Cabos, Jorge Joel Cota Ruíz, donde le solicitó fuera registrada la transacción entre el Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana; y Servicios, Proyectos y Construcciones de California, S. de R.L de C.V., esto bajo el Número 15, Forja 15, Volumen CCCLIX y Sección I.

Lo más grave es que -supuestamente- algunos de los 586 supuestos trabajadores que aparecen enlistados y donde se dice participaron en esta huelga en el año 1994, no recibieron absolutamente un solo centavo de los más de 220 millones de la operación de compraventa del bien inmueble; pero de esto hablaremos en el siguiente BALCONEANDO. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments