¿Por qué el presidente municipal de La Paz y su Cabildo en pleno se “acuartelaron” para rendir el Segundo Informe de Gobierno convirtiéndolo en un evento netamente privado?

Balconeando / A puerta cerrada

Hace poco más de dos semanas por instrucciones del alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega, arrancó un operativo especial -obvio con cargo al erario – para hacer entrega de casi tres mil invitaciones para lo que sería el fastuoso y faraónico evento de su Segundo Informe de Gobierno, y el cual a última hora fue dejado sin efecto.

Tal decisión –cancelar la repartidera de las localidades- fue tomada tras la aparición de tres narcomantas que amanecieron colgadas en el malecón costero como en dos puntos de la plaza comercial que se ubica por la Avenida Forjadores, y ante ello el alcalde decidió cancelar el acto público que se había programado en la explanada del XV Ayuntamiento local.

Por tal razón no tuvo de otra más que convocar a una reunión urgente y de carácter privado a su Cabildo, y donde expuso la “delicada y grave” situación que se estaba viviendo en esos momentos en la capital del estado, esto derivado por el artero asesinado del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho, y donde lamentablemente también perdiera la vida su hijo Fernando.

Raudo y nada perezoso, el edil paceño presentó entonces la propuesta de realizar su magnánimo  testimonio de gestión mediante una sesión de Cabildo también de carácter privado, y donde podrían estar presentes únicamente los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero eso sí, con retrasmisión en vivo desde redes sociales. ¿Qué tal?

Llegó el día y encerrados a piedra y lodo, y luciendo sus guayaberas blancas de manga larga, sentados en el presídium estaban el Ejecutivo Estatal, los titulares del Congreso del Estado y del Tribunal Superior de Justicia del Estado, además de un senador, diputados federales y locales, dirigentes estatales de partidos, ex presidentes municipales, directores de área y uno que otro funcionario, dando así inicio la ponencia de Armando Martínez Vega.

Pero afuera del recinto sentados en incomodas sillas plegables y de manera obligatoria para hacer bulto, quedaron algunas personas que “se dieron cita” para escuchar el mensaje del alcalde a través de una pantalla gigante, siendo principalmente trabajadores del Ayuntamiento y a lo mucho dos docenas de ciudadanos.

Minutos después arrancó la dramática puesta en escena, y con voz tímida comenzó a musitar el edil su preocupación por los hechos violentos que han trastocado la paz social de los habitantes del municipio. “Deseamos la paz, porque es el fundamento de nuestro pueblo, porque nos reconocemos en una tierra que es de paz, oportunidades y de trabajo honrado”, señaló Armando Martínez arrancando la primera andanada de aplausos de todos aquellos que se encontraban a puerta cerrada.

Después con los ojos compungidos y la voz entrecortada, soltó desde el fondo de su ronco pecho: “Ese es el municipio por el cual luchamos y que vamos a heredar a nuestros hijos. La razón y la justica se impondrán”, y obvio como diría el comediante Memo Ríos: ¡Aplausos!

Y así comenzó la danza de las cifras alegres y de los óptimos resultados obtenidos en su segundo año de gestión. Primero el alcalde paceño dijo haber cumplido con las demandas más sentidas de la ciudadanía: Los temas de recolección de basura, alumbrado público, bacheo de calles y los caminos rurales en buenas condiciones, y obvio nuevamente como diría el comediante Memo Ríos: ¡Aplausos!

En materia de política social especificó Armando Martínez Vega que ha logrado concretar cuatro obras de electrificación con recursos propios por el orden de un millón de pesos, y que eso benefició a 200 familias en las zonas más vulnerables. Así como la entrega de 134 equipos fotovoltaicos nuevos y la rehabilitación de 314 en las delegaciones y subdelegación con una inversión total de 4.7 millones de pesos.

Con respecto al programa de becas, el “preocupado” alcalde de La Paz aseguró que logró un incremento de 184, ello con respecto al ejercicio anterior, haciendo ahora un total de 914 becas FORTAMUN y con una inversión de 4 millones de pesos en apoyo a la continuidad de los estudios de niños, jóvenes y personas con discapacidad. Y obvio como diría otra vez Memo Ríos: ¡Aplausos!

Pero curiosamente Armando Martínez Vega guardó un silencio sepulcral sobre el castigo a sus antecesores Esthela de Jesús Ponce Beltrán y Francisco Javier Monroy Sánchez, y quienes ya no podrán ser castigados, esto después de que un Juez negara librar orden de aprehensión en contra de ambos por el delito de peculado en virtud de que las denuncias penales presentadas por la Consejería Jurídica del alcalde fueron entregadas sin elementos de prueba para que así los acusados quedarán impunes.

Pero lo más descarado, insolente, lúbrico e incluso irreverente en el Segundo Informe de Gobierno de Armando Martínez Vega, fue cuando salió a presumir “haber nombrado a un mando certificado y con experiencia”, cuando en realidad la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal estuvo acéfala por más de un año, esto justo cuando la delincuencia organizada se ha hecho presente por doquier en la ciudad de La Paz, y tan es así que entonces uno se pregunta: ¿Porque el absurdo alcalde y su Cabildo en pleno fue que se “acuarteló” para rendir el Segundo Informe de Gobierno convirtiéndolo en un evento netamente privado?

Después acobardado y escondido en la Sala de Cabildo del Ayuntamiento, y por cierto rodeado de policías y de militares, tomó valor y comenzó a presumir como si fueran suyos los millones de pesos que se han invertido con recursos del Gobierno del Estado y de la Secretaría de Gobernación, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Economía, Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Pero como cereza en el pastel y después de la faramalla de Armando Martínez Vega, apareció un estudio de opinión realizado del 16 al 18 de noviembre realizado por Dirección de Encuestas de BINSA de C.V para el portal digital www.metropolimx.com, arrojó que el 87.2 por ciento de los ciudadanos desaprueban la gestión del alcalde, y que solo el 12.8 por ciento están de acuerdo con su mandato, y eso debe ser valorado por el edil a profundidad –cosa que lo dudo- por lo que mejor quien escribe seguirá BALCONEANDO. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments