Muchos son los que escuchan el tic, tac, tic tac del reloj que marca el tiempo para que otorgue muchas más explicaciones de las que cree Sonia Murillo Manríquez, pues el chiquero donde se encuentra es totalmente nauseabundo y no tardará en alcanzarla. . .

Balconeando / Incoherencia total

Está visto que la Contralora General de Gobierno del Estado, Sonia Murillo Manríquez, tiene más salidas que la Plaza Shoppes La Paz, pues tras semanas de declaraciones por parte de autoridades, legisladores y otros funcionarios públicos sobre el tema de nepotismo en que ha incurrido el Secretario de Educación Pública, nos sale ahora con el cuento que existe información a medias al respecto, y que aún falta mucho por investigar y documentar.

Aunque la misma Sonia Murillo Manríquez señaló que desde el pasado 13 de octubre está abierta una investigación sobre el caso de la ilegalidad de Héctor Jiménez Márquez, esto al autorizar una doble plaza en favor de su vástago de nombre Ángel Isaac Jiménez Peñaloza, -una en La Paz y la otra en Loreto-  con total desfachatez y cinismo desmedido alude la funcionaria que deberá de terminarse primero con la indagatoria para así dar una respuesta concreta al respecto, y simplonamente y para rematar, dijo, que lo que no quiere es dar verdades a medias.

Y se utilizó el término de cinismo desmedido es porque recién comentó ante medios de comunicación que no podía dar información sobre cómo iba el proceso para determinar si efectivamente o no, el hijo del secretario de la SEP tiene una doble plaza, pues incurriría en un tema de irresponsabilidad como comprometida servidora pública que se dice ser.

Además con desfachatez inusitada Sonia Murillo Manríquez, la misma que no pudo comprobar los 130 millones de pesos del ejercicio fiscal de 2011; después 440 millones en el 2012 y luego otros 77 millones de pesos en el 2013 -según datos obtenidos del Informe del Resultado de Auditorías Financieras de la Auditoría Superior de la Federación- todo ello en el rubro de  Gasto del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal, salió con todo el garbo y salero que le destila que no hay un límite de tiempo para dar a conocer los resultados de las pesquisas, y que todo pero será cuestión de unos días más.

Por si eso ya no fuera poco con eso, la “inmaculada” mujer, o sea Sonia Murillo Manríquez, que como auditora en la desaparecida Contraloría Mayor de Hacienda y auditora general del Órgano de Fiscalización Superior -según el oficio OFSBCS/1010/2009 de fecha 24 de noviembre de 2009 y firmado por el auditor superior, Julio César López Márquez- cometió errores y “omisiones involuntarios” al ser responsable operativa del Programa para la Fiscalización del Gasto Federalizado durante el sexenio del ex gobernador Narciso Agúndez Montaño, puntualizó que no es ilegal tener más de una plaza de trabajo siempre y cuando se cumpla cabalmente con lo que estas demanden. O sea que para la “Doñita” no es ninguna irregularidad que se tenga dos fuentes de empleo, aunque estas sean en dos municipios diferentes a la vez. ¿O sea, cómo pues?

¿No es acaso una irregularidad aberrante y abismal que Ángel Isaac Jiménez Peñaloza, quien es acusado de cobrar por una lado una plaza federal en el municipio de Loreto como docente, y otra plaza estatal como administrativo del Gimnasio de Usos Múltiples en La Paz, le sea imposible trasladarse físicamente de un lado a otro para desquitar como Dios manda los dos sueldos que su padre le confirió?

Pero bien dice el adagio que a todo capillita le llega su sacristán, y antier tras la discusión y aprobación del Punto de Acuerdo propuesto por el diputado del Partido Revolucionario Institucional, Joel Vargas Aguiar, donde se le pidió a la Contralora General del Gobierno del Estado que informara sobre el caso donde están involucrados Héctor y Ángel Isaac Jiménez, la legisladora del Partido Acción Nacional y presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Diana Von Borstel Luna, le sorrajó en su propia cara a Sonia Murillo Manríquez que este asunto no tiene ningún otro sesgo más que el de transparentar el tema, lo que dio al traste con la defensa mediática y obtusa que la alguna vez protegida de Narciso Agúndez y Marcos Covarrubias buscaba lograr politizando el caso con sus dichos y actuaciones.

Y es que ahora Sonia Murillo Manríquez no solo trae un petardo con mecha encendida entre las manos con el caso de Héctor Jiménez Márquez, sino que se le ha prendido una bombona con aquello que por lo menos tres familiares suyos en línea directa han resultado beneficiados con plazas desde que fungió como Directora de Finanzas y Administración de la SEP: Su hija Daniela Valdez Murillo; su hermano Ramón Murillo Manríquez y su sobrina, Alejandría Guadalupe Murillo Jiménez, lo que nos deja en claro el grado de confiabilidad y credibilidad que podrá tener el resolutivo que otorgue sobre el vergonzoso y triste caso de nepotismo del secretario de Educación Pública y su consanguíneo.

No se ella, pero muchos escuchan ya un tic, tac, tic tac que le marca tiempo para que de muchas más explicaciones de las que cree, pues el chiquero donde se mueve es tan pero tan nauseabundo que no tardará en alcanzarla, y mientas eso sucede quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments