La tenían incomunicada y sin tratamiento mientras no pagara 55 mil dólares acusan padres de la joven visitante

Denuncian “secuestro” de turista en Hospital de Los Cabos
brandi
En entrevista por video llamada con KATU News un medio informativo con sede en Portland, Oregon que luego fue replicada en Univisión y periódicos de Baltimore y Seattle, Brandi denuncia que en el hospital “nadie puede hablar conmigo, vigilan cada uno de mis movimientos. No puedo ir al baño (no tengo) medicinas para el dolor… nada”.

Los Cabos, Baja California Sur.- Una familia oriunda de Vancouver en el estado de Washington denunció ante los medios de comunicación del vecino país del norte el presunto “secuestro” de su hija en el hospital Saint Luke de Los Cabos, quien exige el pago de una cuenta de 55 mil dólares por la atención prestada a  Brandi Gallagher tras sufrir un accidente en Cabo San Lucas el pasado lunes.

En entrevista por video llamada con KATU News un medio informativo con sede en Portland, Oregon que luego fue replicada en Univisión y periódicos de Baltimore y Seattle, Brandi denuncia que en el hospital “nadie puede hablar conmigo, vigilan cada uno de mis movimientos. No puedo ir al baño (no tengo) medicinas para el dolor… nada”.

Gallagher explicó que en las instalaciones de un hotel cayó sobre una varilla y se perforó un pulmón, por lo que fue llevada al mencionado hospital, donde le dijeron que no la tratarían “hasta que se les  pagara”.

En Vancouver, Debi Gallagher, la mama de Brandi recibió una llamada del hospital Saint Luke.

«Ellos detuvieron el tratamiento” dijo Debi. “No le dieron a mi hija medicina contra el dolor… ni agua”.

La familia de Brandi informó que ya contactaron al consulado de EU para tratar de conseguir ayuda en este caso.

El martes por la mañana, Debi y su esposo volaron a Los Cabos y trasladar a Brandi a otro hospital.

“El administrador del hospital la mantiene en su habitación, sin agua, sin poder ir al baño, sin analgésicos, sin tratamiento. Dicen que no dejarán a nadie estar cerca de ella. Eso es secuestro”, denunció la madre de la turista.

Con la ayuda del Consulado de EU, se pagaron 33 mil dólares para transferir a Brandi a otro hospital.

Tortora, una tía de Brandi explicó que la joven ya recibe tratamiento en otro hospital y está más segura. La familia planea estabilizarla para salir de Los Cabos y que Brandi reciba atención en los Estados Unidos. “Ahora que sabemos que está segura, podemos respirar tranquilos. Ya queremos sacarla de ese país” sentenció.

En abril de 2016, autoridades federales mexicanas ordenaron al Saint Luke y a otros hospitales del área dejar de admitir pacientes de acuerdo a la oficina de la embajada de EU quien además recomendó a sus ciudadanos con planes de viaje obtener información completa sobre cuentas, cobros y procedimientos médicos antes de acordar cualquier tipo de atención hospitalaria en estos lugares.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments