Los diputados catalanes podrían declarar la independencia de esta región de 7.5 millones de habitantes

De nuevo Cataluña desafía a España
cataluna
Líderes independentistas analizan proclamar la secesión en una sesión extraordinaria del Parlamento convocada para el jueves, un día antes de que el Senado debata la disolución del gobierno regional.

Barcelona.- El Parlamento  de Cataluña se reunirá el jueves en pleno para responder a la decisión del gobierno español de aplicar medidas legales que, entre otras, suponen el cese de todo el gabinete catalán y la limitación de funciones de la Cámara autonómica.

En esta sesión, los diputados catalanes podrían declarar la independencia de esta región de 7.5 millones de habitantes, inmersa desde hace años en una escalada de tensión con Madrid por las aspiraciones separatistas de una parte considerable de sus ciudadanos.

La cita clave, confirmada por fuentes de la Cámara, será un día antes del pleno del Senado español, que el viernes aprobará la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con el que el gobierno de Mariano Rajoy quiere frenar su plan secesionista.

Por su parte, el presidente catalán, Carles Puigdemont, podría acudir  o enviar a un representante al Senado español hoy, justo cuando se constituirá  la comisión que se encargará de la tramitación del decreto, y exponer su rechazo a las medidas del Ejecutivo central.

El sábado pasado, el Consejo de Ministros propuso –para su ratificación por el Senado el viernes– el cese de todo el gabinete de Puigdemont, la limitación de funciones del Parlamento catalán y la asunción del control de las finanzas y la policía regional.

La coordinadora general del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) de Puigdemont, Marta Pascal, explicó ayer que la comparecencia del líder regional ante el Senado “es una posibilidad” y si finalmente decide acudir, su formación lo apoyaría.

El Partido Popular (PP), en el gobierno, tiene mayoría absoluta en la Cámara alta, pero además, cuenta con el apoyo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y con Ciudadanos para que le ratifiquen las medidas.

Es la primera vez desde que se aprobó la Constitución española en 1978, que se ponen en marcha medidas para restringir las competencias de una comunidad autónoma.

El conflicto entre Madrid y Cataluña se agudizó con el referéndum del 1 de octubre, en el que 90% de los electores apostaron por la secesión. A pesar de la baja participación (43%), el gobierno regional se comprometió a declarar la independencia.

El líder Cataluña suspendió su aplicación para buscar un diálogo con Madrid, pero podría optar por seguir adelante ante la presión de sus aliados.

La pequeña formación de izquierda radical CUP, clave para asegurar la mayoría independentista en el Parlamento regional, pidió que la república se proclame “cuanto antes”.

Incluso Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) defendieron que la mejor respuesta a la intervención de Madrid “es la República catalana”, dijo su vocero Sergi Sabrià.

Pero el líder en Cataluña del PP, Xavier García Albiol, respondió que “no se le va a permitir” a los independentistas usar el pleno del jueves para proclamar la secesión.

Por otro lado, la posibilidad de que Puigdemont vaya a prisión por diversos delitos vinculados al referéndum “queda abierta”, advirtió el fiscal general José Manuel Maza en una entrevista con la emisora Onda Cero.

Maza dijo que la Fiscalía “está convencida de que Puigdemont está incurriendo en delitos de desobediencia, malversación y prevaricación” al seguir adelante con la organización de la consulta soberanista, pese a que fue suspendida por el Tribunal Constitucional español.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments