Balconeando / Deplorable actuar

¿Hará algo al respecto el gobernador Carlos Mendoza Davis, o se quedará como un calamitoso e infausto caso sin castigo lo hecho por Héctor Jiménez Márquez?

A dos años de haber iniciado la administración estatal de Carlos Mendoza Davis, quien todavía es sostenido como titular de la Secretaria de Educación Pública demuestra ser el funcionario más desgastado políticamente y administrativamente, simplemente porque es un servidor público que ha perdido toda credibilidad ante la sociedad sudcaliforniana.

Quienes lo conocen saben que lo que ha destruido a Héctor Jiménez Márquez es su enorme ego, además de su despotismo, impuntualidad, chapucería, insolencia y nepotismo, calificativos que se le puede aplicar cualquiera sin el temor de equivocarse.

Es entendible que algunos asuntos oficiales se los ha encargado el Ejecutivo para resolverlos, pero otros como colocar a su hijo, compadres y amigos dentro del servicio público estatal no creo que sean órdenes que le haya dado Carlos Mendoza Davis.

Su imagen como secretario de Educación Pública en la entidad comenzó a deslavarse entre otras cosas por el cierre de la Primaria “18 de Marzo” que se ubicada en 16 de septiembre y Belisario Domínguez de la capital del estado, argumentando que la infraestructura del inmueble era inservible y que representaba peligro para la población escolar; y donde el asunto no fue entendido ni aceptado por los padres de familia, grupos defensores del patrimonio cultura y sociedad en general.

Después quedó nuevamente evidenciado con el asunto de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en la Ciudad de México, donde dijo que la Secretaría de Educación Pública contrató a la mejor empresa constructora de Baja California Sur para que realizara los estudios pertinentes de las instalaciones del inmueble, y que estos declararon que era inservible; más sin embargo los ingenieros y topógrafos de la Delegación Iztapalapa de la Ciudad de México demostraron todo lo  contrario, pues reconocieron en el dictamen presentado que el inmueble en cuestión podía ser habitado y que sólo es necesario brindarle un  mantenimiento general.

Otro polémica más que en la que se ha visto inmerso Héctor Jiménez Márquez desde que fue ungido en la titularidad de la SEP gracias a la mano protectora de su entrañable amigo el ex gobernador, Marcos Covarrubias Villaseñor, fue cuando el página digital “24 Horas” dio a conocer que se embolsaba como sueldo 206 mil 808 pesos al mes, esto según se expuso en el Sistema de Información y Gestión Educativa, pues aparecía adscrito con dos salarios de docente y con sus respectivas claves de centro de trabajo que no dejaban duda alguna de esto.

Otra raya más al tigre han sido las innumerables denuncias que el Comité Ejecutivo Seccional Democrático del SNTE ha presentado en contra del aún titular de la SEP estatal por haber violentado en más de una ocasión tanto los derechos laborales como humanos del magisterio, esto por cesar nombramientos de maestros ajenos y no afines a su persona, y que mediante un proceso conocido como ruta jurídica de la CNTE se presentó una denuncia penal y otra ante la Comisión de los Derechos Humanos en Baja California Sur en contra de Héctor Jiménez Márquez.

La denuncia penal a la que se hace referencia se interpuso en la Agente del Ministerio Público de Atención Inmediata bajo la Averiguación Previa 8380/16 promoviendo querella en contra de este controvertible personaje, ello por abuso de autoridad y discriminación, y que fue sustentado en el Transitorio Cuarto del Reglamento que marca que las autoridades de educación están obligadas a respetar los derechos adquiridos por parte de los docentes y que Héctor Jiménez Márquez obviamente muy a su manera, no ha acatado.

Y ahora para colmo y males de quien alguna vez fue taquero en Cuajimalpa, en el último reporte del Fondo de Aportaciones a la Nómina Educativo y Gasto Operativo de la Secretaría de Educación Pública Federal, aparece su hijo de nombre Ángel Isaac Jiménez Peñaloza cobrando 48 mil 070 pesos bajo el registro RFC JIPA9412088M8 y  CURP JIPA941208HBSMXN00, siendo  marcado como clave de cobro el número 070301T0380400.0300002 bajo el rubro de personal administrativo adscrito a la Escuela Secundaria Benito Juárez de la ciudad de Loreto, y a la vez recibe un emolumento adicional en calidad de director del Gimnasio de Usos Múltiples de la ciudad de La Paz.

Según el mismo página electrónica de la SEP federal, la plaza administrativa en donde está adscrito el hijo de Héctor Jiménez Márquez le fue otorgada el día primero de enero de este año 2017, y su salario era inicialmente de 35 mil 121 pesos, lo cual significa que su vástago en menos de tres meses fue beneficiado no solo con una plaza de base administrativa federal sino que aparte tuvo un aumento en su estipendio de casi un 37 por ciento.

Lo anterior, es realmente ofensivo a todas luces, pues excede por mucho al modesto 3.5 por ciento de aumento que fue autorizado a todos los trabajadores de la educación en Baja California Sur; incluso Ángel Isaac Jiménez Peñaloza no debería de haber recibido incremento alguno ya que su plaza la obtuvo el primero de enero pasado, lo que lo deja exento de  cualquier retroactividad a su favor.

Y es que se ha dicho hasta el cansancio que la transparencia y la rendición de cuentas son dos herramientas que elevan el nivel de confianza de los ciudadanos hacía su gobierno; y asimismo el combate efectivo a la corrupción es uno de los reclamos más sentidos por la sociedad y una necesidad para construir un gobierno más eficaz que logre mejores resultados.

Luego entonces, si el gobernador Carlos Mendoza Davis pregona que durante su mandato se rendirán cuentas para reportar o explicar sus acciones, y que se transparentará todo para mostrar su funcionamiento y someterse a la evaluación de los ciudadanos: ¿Por qué permite que en su gabinete existan  personajes funestos y deplorables que solo empeñan su actuar tal y como sucede con quien le heredó Marcos Covarrubias Villaseñor, y obvio la referencia es en la persona del secretario de Educación?

¿Hará algo al respecto el Ejecutivo, o se quedará como un calamitoso e infausto caso sin castigo lo dispuesto por Héctor Jiménez Márquez? La verdad que no lo sé, pero mientras algo ocurre al respecto quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments